A esperar dónde jugarán las Amazonas

01 May
Amazonas de Trujillo Alto. (Foto/Suministrada)

Vicente Toledo Rohena
redaccion@presenciapr.com

TRUJILLO ALTO – Fue orgullo boricua de excelencia; nunca se quitaron. Eso demostró del equipo de Las Amazonas de Trujillo Alto en la Liga de Voleibol Superior Femenino. Con un equipo que terminó completándose la misma semana que comenzó la temporada, sin duda, la gesta lograda por estas jugadoras resultó ser sensacional. El equipo, que logró conseguir en la cancha de Trujillo Alto su casa para jugar como local, antes participaba como las Gigantes de Carolina en el coliseo Guillermo Angulo, que, tras el paso de los huracanes (Irma y María), quedó destruido.

A preguntas de PRESENCIA, si el sexteto volverá a Carolina o se quedará en Trujillo Alto, su apoderado, William López, señaló que todavía no sabe qué pasará con el equipo.

“Todavía nosotros no sabemos lo que va a pasar. Nosotros somos de Carolina, nosotros jugamos prestado en Trujillo Alto. Tenemos que sentarnos y hablar con el alcalde de Carolina, José C. Aponte. Tengo entendido que la cancha no está ‘ready’, pero parece que ya se les está haciendo arreglos y se supone que para agosto o septiembre esté arreglada. Si está lista para ese tiempo, definitivamente sería la primera opción”, manifestó López.

A pesar de todos los inconvenientes y problemas, Las Amazonas dieron el máximo a lo que el apoderado aplaudió por las actuaciones del equipo femenino.

“Fue un trabajo excelente el que hicieron las amazonas, tras superar que no teníamos cancha y no sabíamos a dónde íbamos a jugar. Por lo menos conseguimos la cancha de Trujillo Alto, y empezamos a mediados de diciembre a practicar con las 4 o 5 jugadoras que teníamos. No teníamos el equipo completo. Llegaron las juveniles y pudimos participar en el torneo como Las Amazonas de Trujillo Alto en lo que fue una buena temporada a pesar de los inconvenientes”, explicó.

Por otro lado, reiteró que “las muchachas se tiraron a la cancha hacer el trabajo. Nosotros teníamos jugadoras de 18 y 17 años que hicieron buena labor. Otras, entre 21 y 22 años, sumamente jóvenes. Con cinco jugadoras juveniles completamos el equipo… llegamos en el cuarto lugar en la temporada regular con marca de 12 y 12 y después, tuvimos mala suerte en par de juegos y nos eliminaron en el cruce antes de la serie semifinal; donde tuvimos marca de 3 y 3. Estoy bien contento con lo que hicimos y esperamos que la próxima temporada sea algo mejor”, terminó diciendo López.