Al rescate de la Laguna Piñones

28 Sep

Héctor J. Álvarez Colón
hector.alvarez@presenciapr.com

LOÍZA – Todos los fines de semana, cientos de puertorriqueños visitan la zona gastronómica de Loíza, mejor conocida como Piñones, en busca de comer una fritura o darse un chapuzón en la playa Aviones.

Laguna Piñones. (Foto/ COPI)
Laguna Piñones. (Foto/ COPI)

Sin embargo, más allá de los kioscos, existen lugares de mayor relevancia como lo es la Laguna Piñones.

En Piñones existen tres lagunas: la Laguna Torrecilla, la Laguna Piñones y la Laguna Las Marías. No obstante, desde hace unos años la Laguna Piñones presenta un grave problema de sedimentación el cual ha causado un mal olor y el que se deje de utilizar de manera recreativa.

“Si no se limpia, la podemos perder” – Maricruz Rivera Clemente

La Corporación Piñones se Integra (COPI), instalación aledaña a la laguna, realizó una reunión comunitaria en la oficina del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) en el Bosque Estatal de Piñones con el fin de conocer qué está sucediendo en la Laguna Piñones y qué se puede hacer al respecto.

“A esa laguna se le ha ido cerrando el canal Torrecillas que la conecta con la Laguna Torrecillas. Esto ha sucedido porque hay mangle rojo que va creciendo y va cerrando y ganando terreno. Sus raíces aéreas van cerrando el canal”, explicó Maricruz Rivera Clemente, líder comunitaria de Loíza y fundadora de COPI, quien añadió que la sedimentación que ha invadido la laguna ha causado un daño para la pesca y la recreación en el lugar.

“COPI tiene el comanejo del bosque desde el 2006 con el DRNA así que nos preocupa mucho y nos debe ocupar la cuestión de la limpieza del canal.  Por ello, convocamos a la comunidad para dar a conocer el estado de situación de la laguna y conseguir voluntarios para entonces empezar a limpiar ese canal. Vamos a estar pensado en dos canales, en el de agua, pero también en una vereda que era la que se utilizaba para entrar a través del manglar, y así también tener acceso a ese canal como se tenía antes”, dijo Rivera Clemente.

Según se explicó, hace años la gente que hacía carbón mantenía los canales limpios, porque cortaban el manglar, no para destruirlo, pero para usar el carbón como combustible.  Sin embargo, a tanta prohibición del DRNA por el corte del manglar, pues eso ha ido generando esta congestión del mangle y provocado la situación actual.

“Si no se limpia, la podemos perder. La laguna no va a ir respirando; no va a tener oxígeno. Los animales que residen allí tampoco podrán sobrevivir. Es importante para todos, no solo los que vivimos aquí (en Piñones), es para todo el país, porque es un cuerpo de agua importante para producir vida. La laguna no está recibiendo la entrada de agua limpia que pueda salir y entrar, así que sí, podemos perder poco a poco ese cuerpo de agua”, enfatizó la fundadora de COPI en Loíza.

“Nosotros como comanejamos el bosque convocamos a la comunidad, pero la gente sabe que parte de cómo está la laguna es porque el gobierno ha impedido que la comunidad haga el trabajo. Estamos limando asperezas poco a poco, de parte y parte, para proteger la laguna, porque si nos seguimos echando culpas unos a otros la laguna se pierde”, puntualizó Rivera Clemente.