Alacena Feminista-Luquillo: Crean mural en solidaridad con víctimas de violencia de género

06 May

Jayleen Rodríguez
Jayleen.rodriguez@presenciapr.com

LUQUILLO – Un grupo de mujeres feministas convirtieron la antigua escuela Rosendo Matienzo Cintrón, en Luquillo, en un lugar de impacto comunitario donde actualmente hay una alacena de alimentos a disposición de la comunidad con el fin de erradicar el hambre en el municipio.

“La misión es crear conciencia de la importancia de sembrar alimentos y no depender de alimentos exportados, también tenemos como meta convertir la escuela en un centro de servicios y clases para la comunidad ya sea clases de arte, danza y talleres educativos multidisciplinarios donde se incluya la comunidad”, explicaron miembros de la Alacena Feminista en Luquillo, quienes, además, han creado un huerto donde hay plantaciones de árboles como limoncillo, plátano, papaya entre otros.

Según expresan en un manifiesto, la Alacena Feminista-Luquillo fue inspirada por la Alacena Feminista de la Coalición 8 de marzo, ubicada en la avenida Ponce de León en Santurce. Ante el COVID-19 y los desastres políticos que le preceden, un grupo de mujeres jóvenes del pueblo de Luquillo y Fajardo identificaron una falta de comida accesible en el casco urbano del pueblo de Luquillo. La Alacena se ubica en la escuela Rosendo Matienzo Cintrón, cerrada y abandonada por el gobierno de Puerto Rico desde el 2018.

“En la Alacena, apostamos por el intercambio solidario y el cuidado colectivo. Creemos firmemente en romper con dinámicas criminalizadoras e individualistas y más allá de abastecer la Alacena con alimentos no-perecederos y productos de higiene personal, trabajamos para forjar prácticas solidarias para el diario vivir, que se rijan y sobrevivan sin el respirador del estado”, sostuvieron.

A raíz de los recientes feminicidios ocurridos en la isla, Alacena Feminista- Luquillo realizó un mural donde dice “Nos queremos Vivxs”, acompañado de los nombres de las víctimas de crímenes por razón de genero a modo de concientizar sobre lo que está ocurriendo.

“El mural es una respuesta a los últimos feminicidios ocurridos entre 2020 y 2021, queremos vivir libres sin miedo y ese es el mensaje que plasmamos en el mural a modo de concientizar sobre la importancia de tomar acción en contra de la violencia de genero”, argumentaron.

Por último, hicieron un llamamiento a la comunidad a que les brinden apoyo, que no se sientan cohibidos de participar de las iniciativas porque la idea es que toda la comunidad sea parte del proyecto.