Home » A tu salud » Antojitos de verano: Precaución con estos gustitos gastronómicos

Antojitos de verano: Precaución con estos gustitos gastronómicos

Por: José R. Hernández
redaccion@presenciapr.com

Llega el verano y se debe comenzar pensando en no estar comiendo alimentos que puedan repercutir en un exceso de grasas para nuestro organismo. Hay que mantenerse alerta conociendo cuales son estos alimentos para no caer en la tentación de comerlos en este verano.

(Foto/Suministrada)

(Foto/Suministrada)

Por ejemplo, según la USDA, un pedazo de carne puede contener sobre 1,600 calorías. Los chorizos contienen en doble de esta cantidad. Se recomienda, que en el momento de preparar una suculenta barbacoa se utilice filetes de cerdo sin grasa, pechugas de pollo o carnes rojas.

Un helado contiene alrededor de 417 calorías y puede llegar hasta más de 600 con 28 gramos de grasa. Se recomienda que en vez de comerse un helado se sustituya por un sorbete frisado con menos azúcar, que suman alrededor de 150 calorías.

A la hora de comerse un helado, una opción que castigue menos el cuerpo, es escoger los sabores que contengan una base en agua, en general, sabores de frutas que son los más considerados. Es recomendable no agregar “toppings” como barras de chocolate, galletas dulces trituradas, golosinas entre otras exquisiteces. Si se agregan estos aderezos para postres, podrían sumarle 300 calorías al ya cargado helado.

Si se va a una Fiesta Patronal, al ser al aire libre, se encontrará con los más suculentos y terribles desastres gastronómicos. Desde alcapurrias, bacalaitos, rellenos, empanadillas, piononos, arepas etc. estos peligrosos manjares pueden sumar en una porción desde 600 calorías hasta 1,000. En estas festividades, hay que alejarse de lo frito. Elegir carnes magras, o alguna opción dulce que seguramente tenga menos calorías que los platillos que flotan en aceite.

Los “Hot dogs” tienen aproximadamente 280 calorías y más de 1,100 miligramos en sodio. El problema del “hot dog” está en los acompañantes, por ejemplo, cebollas fritas, queso, papas fritas con chile. Los nutricionistas no dan opciones en este caso porque los que se venden en las calles, parques y estadios nunca son salchichas de pavo, la única alternativa más magra.

Por otro lado, 100 gramos de pollo frito suelen tener 240 calorías, sin contar el alto contenido de colesterol que tiene la piel del ave. Los expertos nutricionistas sugieren siempre optar por la opción asada.

Los “snacks” son el enemigo público número 1 de la dieta. Por ejemplo, una porción media de nachos con queso tienen más de 600 calorías y de 1,600 miligramos de sal. Los nutricionistas sugieren optar por “snacks” vegetales y frutales… para no terminar el verano con “libritas” de más.

Por último, la cerveza, al menos medio vaso, tiene unas 150 calorías… el problema es que las personas no siempre logran tomar un sólo vaso, con la sed, el ambiente, la reunión social, todo presionando al paladar. Una opción es la versión light, pero la mejor alternativa, aseguran los expertos, es alejarse de la tentación.

Scroll To Top