Home » Mascotas » Bañar a tu perro: El aseo correcto asegura una vida saludable

Bañar a tu perro: El aseo correcto asegura una vida saludable

Redacción Presencia
redaccion@presenciapr.com

Cuando tenemos perros en casa es agradable que estén limpios y huelan bien, pero no solo por eso es importante el baño: este proceso es imprescindible para mantener la higiene en el hogar y evitar que las personas contraigan determinadas infecciones.

Consulta con tu veterinario si tu perro necesita un champú especial en caso de que tenga condiciones de la piel. (Foto/Suministrada)

Consulta con tu veterinario si tu perro necesita un champú especial en caso de que tenga condiciones de la piel. (Foto/Suministrada)

Antes de compartir unos consejos básicos, debes tener en cuenta que los baños no deben realizarse de forma muy seguida, ya que ello puede disminuir las defensas que el animal posee en la piel, reducir la grasa que proporciona al pelo la lubricación, la sedosidad o podría causarle resequedad en la piel y, en consecuencia, la aparición de caspa.

También es perjudicial bañar al perro con mucha frecuencia porque la humedad permanece en el animal durante dos o tres días, aunque se la haya secado con cuidado. Eso sí, si se baña regularmente en el agua del mar habrá que ducharlo cada dos o tres días.

Lógicamente, si se ha ensuciado hay que hacerlo de forma inmediata. Como mantenimiento, una vez cada 15 o 60 días está bien. Depende también de la raza, del pelo y del cuidado de éste, y del carácter del perro.

Debes tener en cuenta el tipo de pelo. Muchos perros de pelo corto, como el Labrador y el Pastor Alemán, tienden a oler más. Esto es debido a que tienen doble capa de pelo para protegerlos de climas fríos y del agua. La capa que está más pegada a la piel es más gruesa y no seca con facilidad.

Pregunta en tu tienda de mascotas de confianza o veterinario, por un champú que limpie profundamente. Consulta con tu veterinario si tu perro necesita un champú especial en caso de que tenga condiciones de la piel.

Pasos a seguir en el baño de tu perro

1. Cepillar y peinar el perro antes de meterlo en la bañera.

2. Asegurarnos que la temperatura del agua esté tibia.

3. Aplicar el champú por el lomo y extenderlo hasta las patas, dejando la cabeza para lo último.

4. Cuando se proceda a lavar la cabeza, hay que evitar que el jabón se introduzca en sus oídos o en sus ojos. Puedes utilizar algodón para tapar sus oídos.

5. Asegúrate de limpiarle bien entre las patitas, la cara y el pecho. Estas áreas a veces las olvidamos y son las áreas que más se ensucian.

6.  Enjuagar al perro echándole agua de adelante hacia atrás. Esta es una de las fases más importantes del baño, ya que muchos perros sufren trastornos en la piel debido a los restos de champú o jabón que les dejan sus dueños al bañarles.

7. Sécalo bien con una toalla y luego pásale el “blower” aunque tenga pelo corto. Si el pelo se queda húmedo va a coger mal olor rápidamente.

Por último, hay que proceder a peinar y cepillar al perro. Dependiendo del tipo de pelaje del animal este cepillado deberá ser más o menos duradero y exhaustivo. (Fuentes combinadas)

Scroll To Top