Home » Noticias » Comer en familia: Más beneficios de los que piensas

Comer en familia: Más beneficios de los que piensas

Una gran cantidad de estudios han demostrado que en los hogares que tienen la oportunidad de “Comer Juntos en Familia”, reducen significativamente que sus hijos fumen, ingieran alcohol, usen drogas, se depriman, desarrollen problemas alimentarios, consideren el suicidio, entre otras conductas negativas.

(Foto/Archivo)

(Foto/Archivo)

Mejor aún, un estudio realizado en Columbia University estableció que los niños que comen juntos en familia tienen mejores notas en sus cursos escolares, aprenden a comer vegetales, desarrollan un vocabulario amplio, buenos modales al comer y destrezas sociales básicas, que según demuestra un estudio de Harvard University, son destrezas tan relevantes que se traducen en un 85 por ciento en el éxito de un ser humano.

¿Cuáles son algunos beneficios de “Comer Juntos en Familia”? ¿Qué y cuánto logramos?

Edades de 1 a 2 años: podemos enseñar nuestros niños a decir por favor, gracias, permiso, perdón y reforzar la importancia de comer saludable.

Edades de 3 a 6 años: podemos enseñar nuestros niños a socializar, a no interrumpir, tomar turnos, escuchar, compartir, conversar, y si somos pacientes, consistentes y positivos, los modales básicos al comer, incluyendo el masticar con la boca cerrada, el uso correcto de los cubiertos y la servilleta.

Edades de 7 a 10 años: podemos practicar el contacto visual, conversar, brindar y aceptar cumplidos, respetar los sentimientos y la opinión de otros, la amabilidad, y hasta la privacidad.

Edades de 11 años en adelante: en la mesa se puede dilucidar sobre la importancia de las reglas, del comportamiento ideal en la casa y en lugares públicos, se puede observar el desarrollo de hábitos y conductas negativas y la promoción de respeto propio y hacia los demás.

Muchísimos factores sociales, económicos y tecnológicos conspiran para disminuir la frecuencia con la cual logramos comer juntos en familia. Sin embargo, aunque ese tiempo nos parezca difícil de encontrar, contemplemos todos los beneficios que trae de inmediato, mañana y en el futuro de la vida de nuestros hijos. Consideremos la mochila llena de buenos hábitos, valores y destrezas que les estamos brindando y que les servirán de herramientas para guiar su futuro.

Recuerda que “comer juntos en familia” puede ser un desayuno, almuerzo o cena. Lo importante es que para asegurar que sea efectivo y rinda muchos frutos, necesitamos apagar la televisión, guardar el celular y sentarnos a disfrutar de “Comer Juntos en Familia. Disfruta estos momentos extraordinarios. Es una inversión en tiempo, que tiene resultados extraordinarios, pues ayudamos a nuestros niños y jóvenes a vivir mejor, y tener mejor oportunidades.

Goya te invita a valorar tu vida y la de tu familia.

Scroll To Top