Home » A tu salud » ¿Cómo construyo mi felicidad? Todo depende de cómo te quieres sentir

¿Cómo construyo mi felicidad? Todo depende de cómo te quieres sentir

Por: Coach Raquel Silva Jordan
(787) 396-2870
rasijo300@gmail.com

¿Estás dispuesto a ser feliz? Entonces, ¿qué te detiene?

Este es el momento perfecto para que tomes la decisión. Eres tú el responsable de ser feliz; nadie te pone obstáculos, son tus expectativas de lo que crees que debe pasar  lo que te molesta.

(Foto/Archivo)

(Foto/Archivo)

Muchas veces basta con cambiar el modo de interpretar las situaciones para comenzar a experimentar nuevas sensaciones en tu vida. Es como cambiar tus espejuelos y comenzar a ver posibilidades y diferentes aspectos que antes no alcanzabas a apreciar.

Puedes comenzar identificando tus aspiraciones y propósitos y preguntándote si  los mismos pueden ser medidos. ¿Cuán importante son? ¿Son posibles de alcanzar? ¿Cuánto tiempo voy a dedicarle y para cuándo lo quiero?

Visualiza lo que quieres y cómo te quieres sentir. Reflexiona, confía en ti mismo y adopta una actitud positiva. Es imposible hacer cambios en tu vida si no te comprometes contigo mismo y comienzas a tomar decisiones.

Identifica tus creencias limitantes y elimínalas de tu repertorio. Reconcíliate  con tu pasado, pues no se puede cambiar, es parte de tu historia y ya te brindó muchos aprendizajes.

El futuro comienza a construirse hoy, así que dedícale tu mejor esfuerzo para así acercarte a lo que tanto anhelas. Recuerda que de tus aspiraciones  surgen todas las posibilidades.

¿Qué deseas? Desarrolla hábitos que te muevan a alcanzar tus metas. Recuerda que si siempre haces lo mismo nunca obtendrás resultados diferentes, así que cambia los patrones que no te han conducido a lo que quieres.

Recuerda que mantener la mente en el pasado te detiene, en el futuro te preocupa y en el presente te realiza.  Acepta que solo tú eres el responsable de hacer los cambios necesarios para vivir una vida plena.

Tu felicidad depende de tu decisión y compromiso. Adelante sin miedo, no tienes nada que perder y sí todo por ganar.

Scroll To Top