Home » A tu salud » Con mucho corazón: Vive con una buena salud cardiovascular

Con mucho corazón: Vive con una buena salud cardiovascular

Por: Linda R. Alvarado Seda

¿Sabías que tu corazón latirá hoy cerca de 100,000 veces? Con cada latido del corazón, la sangre es enviada a todo el cuerpo, transportando oxígeno y nutrientes a todas las células. Para que puedas cuidarlo como se merece, es necesario que lleves un estilo de vida saludable.

(Foto/Suministrada)

El corazón es el protagonista en el mes de febrero.”

Según el Departamento de Salud (2015), las enfermedades cardiovasculares son la segunda causa de muerte en Puerto Rico. Esta tendencia es parecida a lo que ocurre en el resto del mundo, donde, según la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2012), cada año mueren más de 17 millones de personas por enfermedades del corazón. La buena noticia es que se pueden tomar medidas para reducir los problemas cardiovasculares con simples cambios de estilos de vida como: la alimentación saludable, la actividad física y una buena dosis de risas ayudan positivamente la salud cardiovascular.

Come saludable

Una alimentación saludable aporta todos los nutrientes y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana. ¡No es tan difícil! La clave es ser constante y elegir alternativas saludables y balanceadas.

Come más frutas, vegetales y lácteos (alimentos derivados de la leche) que sean bajos en grasa.

Limita las porciones de las carnes y los carbohidratos (panes, arroces y cereales).

Asegúrate que los alimentos en tu plato sean de colores variados, porque todos aportan a tu buena salud.

Reduce el uso de sal en las comidas. Es importante que sepas que el sodio en ocasiones se utiliza para conservar los alimentos y no se siente como sabor salado, por eso debes consultar la etiqueta nutricional. Un alimento bajo en sodio es aquel que tiene 140mg o menos por porción.

Evita freír, opciones como salteadas o al vapor son mejor alternativa.

Consume mucha agua siempre.

Evita los refrescos y otras bebidas azucaradas o gaseosas.

La alimentación variada permite la incorporación de todos los nutrientes que necesitas para tener un corazón saludable.

¡A moverse!

Realiza algún tipo de actividad física. La actividad física es cualquier experiencia de movimiento del cuerpo que nos ayuda a quemar calorías. Haz algo divertido como dar una caminata por la playa, bailar o practicar algún deporte. Los ejercicios aeróbicos como caminar, trotar, nadar o andar en bicicleta, requieren oxígeno, y son excelentes para el corazón.

Recuerda, el corazón es un músculo que se mantiene fuerte si se realiza actividad física de forma regular. La cantidad de tiempo mínima es de 30 minutos, 5 veces por semana, para un total de 150 minutos.

Consulta con un profesional de la salud si no practicas la actividad física, si tienes condiciones de salud o si estás embarazada. Sé más activo y menos sedentario.

Scroll To Top