Home » Mascotas » Cuidados del pez Betta

Cuidados del pez Betta

Por: Erika Zoé Alvarado/ Para Presencia

El colorido pez Betta, o pez luchador, es una de las especies más populares entre los peces de agua dulce. Este pez combatiente mide entre seis y diez centímetros de longitud y existen variedad de colores. Es originario del sureste de Asia, se encuentra en la India, Vietnam, Malasia y Siam. Vive en aguas de pobre oxígeno, como ciénagas o pantanos, gracias al laberinto, un órgano que el pez tiene detrás de la cabeza y que le sirve para aprovechar el aire atmosférico. La longevidad del pez Betta es de dos años.

Pez Betta (Foto/Suministrada)

Pez Betta
(Foto/Suministrada)

Es un pez territorial, defiende su territorio de otros machos con duras peleas, por lo que es preferible que no viva en pareja. Jamás se debe tener en un mismo acuario a varios machos. Sus características y respuestas agresivas pueden ser observadas al exponerlos a su propio reflejo en un espejo situado fuera de su pecerita.

Alimentación del pez Betta

A continuación, una serie de alimentos que proporcionarán la dieta idónea para que sean mas saludables, pero siempre debes consultar a tu tienda o acuario favorito.

• Infusorios: Es un término general utilizado para describir varios organismos diminutos como el Paramecium, que en ciertas condiciones vive y se reproduce en el agua. Éste es el alimento ideal para los recién nacidos.

• Artemia: Probablemente el mejor y más conocido alimento para peces. Son unos crustáceos que pueden ser fácilmente reproducidos criándolos en un pequeño recipiente con aireación. .

• Daphnia: También conocida como “Pulga de Agua”, son pequeños crustáceos. Hay muchas variedades, y pueden ser mantenidas en tanques durante largo tiempo.

• Alimento preparado y desecado: Aportan proteínas y se pueden integrar como dieta habitual para nuestros Bettas.

La reproducción del pez Betta

La reproducción del Pez Betta es curiosa y muy peculiar, pues aún no se conoce al cien por cien el comportamiento de estos peces. No obstante, se puede seguir una norma general para su reproducción:

Inicialmente, deben separarse macho y hembra en distintos acuarios de tal forma que los peces no tengan contacto físico pero puedan verse. También, es posible disponerlos en un mismo acuario pero separándolos con un separador de cristal.

En un momento dado, el macho empezará a construir un nido de burbujas en la parte superior del acuario.

Cuando el nido esté listo, se procede a juntar a los dos peces en el mismo acuario, aquí pueden suceder dos cosas: el macho ataca a la hembra, y en este caso se procede separándolos y volviendo a intentar los pasos anteriores con otra hembra, o por otro lado puede que el macho reciba bien a la hembra, en cuyo caso, si la hembra quiere, el macho procederá a abrazar a la hembra con sus aletas y su cuerpo formando una especie de bola.

Una vez unidos, la hembra desovará en el fondo del acuario, donde el macho fertilizará seguidamente los huevos.

Cuando los huevos eclosionen, se retirará rápidamente a la hembra del acuario ya que, seguramente se coma los huevos y las crías, además el macho en estos momentos es muy susceptible de asesinar a la hembra. El macho se encargará de cuidar a las crías. Es recomendable, separar al macho cuando las crías naden de manera adecuada.

Scroll To Top