Home » Editorial » De regreso…

De regreso…

Por: Coach Raquel Silva Jordán
rasijo300@gmail.com
(787) 396-2870

Llegó el momento de regresar a tu rutina, o como dicen muchos: “a más de lo mismo”. Sin embargo, no tiene que ser así, existe otra opción que solo depende de ti.

(Foto/Suministrada)

(Foto/Suministrada)

El País se enfrenta a una crisis que nos afecta a todos; quizás no puedas solucionarla, pero tienes que hacer que tu vida no sea una crisis. Si desde que te levantas hasta que te acuestas estás quejándote y enumerando lo mal que está todo, así será tu día. Terminarás agotado y malhumorado sin conseguir nada a cambio.

Te propongo que antes de regresar a tu rutina hagas un cambio en algunos de tus hábitos.

Cuando te despiertes, siéntete agradecido por la oportunidad de un día más, por todo lo que tienes, por ser. Regálate unos minutos para meditar, para estar a solas contigo y tener una relación íntima con tu verdadero yo. Aprende a identificarte, amarte, respetarte, valorarte, tal como dice el sufijo de estas palabras, es un arte; un arte que debemos practicar.

Comienza el día desde tu interior descubriendo todo lo que la vida te regala, así te sentirás mejor. Cambia tu perspectiva de modo que todo será diferente porque tú lo estás creando. Conéctate con lo mejor de ti: serás más creativo, más tolerante, más productivo.

Aprende a cambiar tus pensamientos y tus sentimientos para predisponerte a actuar de manera positiva, automotivándote sin depender de opiniones ajenas. Tus sentidos estarán más abiertos a conectarte con cosas positivas recibiendo así más bendiciones y sintiéndote más feliz.

Aprecia cada regalo de la vida, los pequeños detalles que te rodean que por la prisa o el afán pasan desapercibidos.

Antes de juzgar piensa: ¿Qué harías tú diferente estando en la misma situación? ¿Conoces la realidad de esa persona que juzgas? Si tienes algo bueno que aportar compártelo, de lo contrario guardar silencio es lo mejor.

Dedica más tiempo a observar, a escuchar, a descubrirte, a compartir. Regresa pero regresa a ti, regresa a ser feliz.

La vida se construye minuto a minuto, se construye de susurros, de detalles, de miradas. Son tus decisiones, tus respuestas, tus reacciones, es tu percepción lo que construye tu vida. Porque no puedes cambiar la realidad, lo que puedes cambiar es cómo te relacionas con ella.

Recuerda que si haces lo mismo obtendrás lo mismo, así que regresa a tu interior y descubre todo lo que guardas allí. Regresa amándote y valorándote, lleno de energía positiva listo para hacer de cada día el mejor de tu vida, porque la única persona responsable de tu felicidad eres tú mismo. Te invito a regresar con la mejor versión de ti mismo para que juntos construyamos el país que queremos y tanto necesitamos. ¡Adelante!

Scroll To Top