Home » Editorial » De regreso… ¿Qué tal si regresas por ti?

De regreso… ¿Qué tal si regresas por ti?

Coach Raquel Silva Jordán

(787)396-287

rasijo300@gmail.com

En agosto estamos regresando a la escuela, a nuestros trabajos, a nuestra tierra. Durante las vacaciones cambian nuestros patrones de sueños, nuestros horarios, nuestra alimentación y hasta la disciplina. De regreso a la rutina. 

Coach Raquel Silva Jordán

Piensa en ese sueño que siempre pospones; cosas o actitudes que quieres cambiar y otras que quieres aprender a aceptar.

Los jóvenes que van a la universidad  o a continuar estudios superiores deben entender que asumen una responsabilidad con ellos y su futuro. Si asumimos nuestras responsabilidades evitaremos la ansiedad y los problemas familiares que muchas veces llegan por no vivir día a día y dejar las cosas para el último momento.

Mamá y papá comienzan a levantarse más temprano, preparar meriendas y a asistir a reuniones en la escuela. Es aconsejable observar si hay cambios de conducta que puedan indicar que algo no va bien en la escuela o en el centro de cuido. Es de suma importancia escuchar a nuestros hijos. Para que exista un verdadero diálogo, nuestro foco de atención debe estar exclusivamente en ellos. Los niños necesitan disciplina, pero de igual modo necesitan sentirse apoyados por sus padres. Hagamos que esta etapa de sus vidas sea una placentera y no una de angustia o temor.

¿Qué tal tus vacaciones? ¿Sacaste tiempo para limpiar y arreglar la casa,  fuiste a un parador, saliste del país o te fuiste a acampar? Quizás visitaste a familiares y amigos que hace mucho no veías. ¿Y a ti? ¿Visitaste tu vida, le echaste una mirada a tus sueños, tus metas a esas cosas que siempre pospones porque no te tienes tiempo?

Las vacaciones son también un excelente tiempo para ponernos en comunión con nosotros mismos.  Te invito a que te mires, te aceptes y te quieras. Piensa en ese sueño que siempre pospones; cosas o actitudes que quieres cambiar y otras que quieres aprender a aceptar. ¿Para qué seguir posponiendo tus anhelos? ¿Qué tal si regresas por ti?  Hazlo, porque tu vida te pertenece. ¡Adelante! 

Scroll To Top