Home » Escápate » De viaje a Samaná: La puerta de Edén

De viaje a Samaná: La puerta de Edén

Por: Elizabeth Blanc
eliblanc787@gmail.com

La península de Samaná, con una extensión 850 kms2, está situada en el extremo noreste de la República Dominicana. Santa Bárbara de Samaná es la capital de este paraíso, donde la vida parece gravitar en torno al mar y sus misterios.

(Foto/Suministrada)

(Foto/Suministrada)

Fundada en el 1756, debe su nombre a la reina consorte Bárbara Braganza, esposa de Fernando VI; no obstante el nombre original que dieron los indios taínos a la región fue Xamaná.

La Bahía de Samaná ha sido declarada patrimonio histórico de la Humanidad por las Naciones Unidas. Distante de los “todo incluido”, Samaná pulsa su ritmo a un tiempo mágico que conecta directamente con la naturaleza. Es uno de esos rincones vírgenes con unas bellísimas playas coralinas, salpicadas de cocoteros -acapara la mayor concentración de cocos del mundo. Pero las playas no son el único motivo para visitarla.

Merece ser recorrida para descubrir sus inmensas riquezas naturales, sus lugares emblemáticos desde el punto de vista histórico y cultural y sus simpáticos habitantes de diferentes culturas que la transformaron en una provincia multiétnica y multicultural.

Esta ciudad, con una espléndida situación geográfica, parece querer abrazar su preciosa bahía, en la que se divisa el famoso Cayo Levantado; un magnífico islote –conocido también como la Isla Bacardi – donde se firmó el comercial de esa casa de licores. Entre las playas destaca Playa Rincón, la que la revista Conde Nast seleccionó como una de las diez playas más bonitas del mundo.

La oferta de actividades al aire libre es muy amplia destacándose el apareamiento de cientos de ballenas jorobadas que cada enero acuden a Samaná para asegurar la continuidad de su especie. Descubra también el Parque Nacional Los Haitises y la cascada El Limón, los paseos a caballo constituyen una buena manera de explorar sus rincones.

En la gastronomía local, deguste el pescado al coco, plato original de la región. Concerniente al folklore, la región destaca por sus fiestas patronales y su Carnaval. Pero primordialmente mézclese con la gente, la hospitalidad de esa tierra es contagiosa. Igual que su música sensual y pegajosa.

Finalmente, será la exuberante naturaleza en estado puro, salpicada de playas de ensueño, sonrisas luminosas, imágenes multicolores, el sol omnipresente, la abundante pesca y el dulce sabor caribeño, lo que le conquistará y le hará regresar.

Para más información de Samaná visite www.godominicanrepublic.com.

fotos por Elizabeth Blanc

Scroll To Top