Home » Noticias » Después de las octavitas… Sustitutos de comidas saludables

Después de las octavitas… Sustitutos de comidas saludables

Por: M. Linares de Cano
Propietaria de repostería cibernética
www.postresmkg.com

Después de unas celebraciones como las que hacemos en Puerto Rico, no hay nada mejor que un proceso de descanso de tanta fritura, tanta comida fuerte con miles y miles de calorías. Si has decidido comprometerte con esto, aquí te brindo unos truquitos que pueden ayudarte a acelerar el proceso.

(Foto/Suminsitrada)

(Foto/Suminsitrada)

Primero, no hay nada más reparador que un ayuno. Atrévete a ayunar medio día una vez a la semana. Pon tu intención de reparación y limpieza clara en tu mente y solo toma teces y agua hasta mediodía.

Ya he comentado en esta sección que también reemplazo comidas con batidos (smoothies) y cuando no quiero teces en ayuno, tomo caldos, tal como de pescado, pollo, carne, etcétera…

Una de las cosas que más me gusta hacer es hervir los pollos antes de ponerlos a la plancha y guardar ese caldito, lo mismo hago con los camarones, carnes y cerdo. Luego uso ese caldito para cocinar arroz o los filtro y me los tomo en vez de tomarme un té. Es sencillo pero funciona, y si una vez a la semana tenemos la disciplina para darle ese descanso al cuerpo, este nos lo va a recompensar en salud y energía.

Aquí les presento uno de mis batidos favoritos, hecho con papaya, para refrescar el cuerpo y el estómago. Si eres una persona como yo, considerada de fuego, ¡este batido es esencial para ti! Si eres una persona considerada de frío, entonces cámbialo por piña y surtirá el mismo efecto.

¿Qué es una persona de fuego o de frío? Eso lo aprendí en China. Si padeces de acidez, de calores, si te pones rojo cuanto te da coraje, si reaccionas al sol, entre otras cosas, eres una persona considerada de fuego. Por el contrario, si eres de las personas que sufre de frío, tienes mente calculadora, no eres precipitado, tienes calma, te molesta la digestión pero no por acidez, entonces eres una persona de frío.

Claro, esto es a grandes rasgos porque la realidad es que es más complicado que eso. Pero, por lo menos puede darte una idea para escoger tu batido, tu caldo, tu proceso.

Batido o jugo de papaya sencillo

1 taza de papaya picada congelada y con la cáscara removida (puede sustituir por piña)

1/2 taza de leche de almendra o regular

2 cdas de miel o azúcar negra

2 cdtas de extracto de vainilla

Canela a gusto

1/2 taza de hielo

Poner todo en licuadora y procesar hasta que el hielo se una bien con los demás ingredientes y no queden grumos. Servir en vaso de 16 onzas y sustituir una comida con este jugo/batido. ¡Yum!

Batido de papaya reforzado

1 taza de papaya congelada (puede sustituir por piña)

1 1/2 taza de espinacas

1/2 taza de pera o mango congelada

1/2 taza hojas de menta

2 cdas de semillas de linaza

1 taza de hielo

2 cdas de miel (opcional)

Poner todo en licuadora y procesar hasta que el hielo se una bien con los demás ingredientes y no queden grumos. Servir en vaso de 16 onzas y sustituir una comida con este batido. ¡Yum!

Scroll To Top