Home » Noticias » Dramático deterioro en escuela receptora en Luquillo

Dramático deterioro en escuela receptora en Luquillo

Jaime Torres Torres
Especial para Presencia

LUQUILLO – La Escuela Elemental Rosendo Matienzo Cintrón no está en condiciones para recibir a los estudiantes de la Pablo Suárez Ortiz, que cerrará en Parcelas Fortuna Cerro, según anunció la secretaria de Educación, Julia Keleher.

(Fotos/Suministradas)

En las redes se dilucidaron enfrentamientos entre las madres de ambas escuelas.”

En una visita al plantel, el semanario Presencia constató el deterioro de su infraestructura, con basura en salones clausurados, fuentes de agua inservibles, computadoras en el suelo, consolas de aire acondicionado dañadas, filtraciones, instalaciones deportivas abandonadas y una oxidación avanzada por su exposición al salitre.

Según José González, uno de los vecinos de Fortuna Cerro, cuyos hijos estudiaron en Pablo Suárez Ortiz, el cierre de esta supone salir de un plantel en condiciones aceptables para uno de un deterioro considerable, según confirman las imágenes capturadas por este medio.

“Creemos que la escuela del pueblo [la Rosendo Matienzo Cintrón] está contaminada y lo mejor es que sus estudiantes sean reubicados en la Pablo Suárez. Doy fe de que hubo una contaminación con asbesto”, reveló González, al señalar que ha gestionado sin éxito una reunión con el alcalde Jesús “Jerry” Márquez.

En la visita al plantel aludido, en efecto, se observan salones cerrados y áreas inseguras para los estudiantes. Cabe destacar, empero, que la directora Marangelí Gómez fue muy amable con este medio y permitió que se retrataran sus salones e inmediaciones.

“Aquí no hay nada de asbesto y los salones que están cerrados, hay una brigada que se pondrá en acuerdo con el Departamento de Educación (DE), la Policía, Bomberos y la Guardia Nacional para ponernos al día”, reiteró Gómez.

A pesar de su pobre apariencia y sus fallas, pues hay salones sin energía eléctrica, baños inservibles y lavamanos sin agua, la dirección del plantel Rosendo Matienzo Cintrón, con 126 alumnos, seguirá las instrucciones del Departamento de Educación para en agosto recibir alrededor de 116 estudiantes.

“Sin necesidad de ‘interlocking’ (horarios entrelazados o convergentes) se pueden recibir aquí. Ya fuimos a la región educativa para que nos asignen los recursos necesarios”, adelantó López, directora desde hace un lustro en el plantel centenario.

A la observación de que queda a pocos pasos del mar, López reveló que han participado en simulacros de tsunami y que los niños han sido adiestrados para enfrentar una situación de emergencia.

“Nuestros niños están preparados. En diez minutos, salimos de aquí y llegamos al puente. Estamos preparados para una emergencia, pero le pido al Señor que si ocurre un terremoto sea durante un fin de semana”.

La infraestructura de la escuela Rosendo Matienzo Cintrón, con capacidad para alrededor de 400 estudiantes, está severamente deteriorada, lo que conllevará una inversión cuantiosa para garantizar seguridad y condiciones decentes para impartir el pan de la enseñanza a los niños.

Mientras, en días recientes en las redes se dilucidaron enfrentamientos entre las madres de ambas escuelas, incluso matizados por ataques a la directora, lo que revela rivalidades y antagonismos entre comunidades, como suele suceder en no pocos pueblos.

López recordó que el exgobernador Luis Fortuño adoptó el plantel durante un año, pero tras unas mejoras nunca más recibió atención del Departamento de Educación.

“Cuando se adopta un plantel se adopta por tiempo indefinido”, puntualizó López al exhortar a los padres a que cooperen en las labores de ornato y mantenimiento del plantel carcomido por el salitre.

Scroll To Top