Home » Editorial » El secreto para liderar procesos de cambio exitosos en las organizaciones

El secreto para liderar procesos de cambio exitosos en las organizaciones

Por: Dra. Alicia Montañez, Ed D CMC
Consultora en Liderazgo y Cambio Organizacional
montanez.alicia@yahoo.com/ www.educopr.com  

La resistencia al cambio es uno de los factores que más atrasa el desarrollo en una organización. Sin embargo, es un desafío que debemos enfrentar cuando surge la necesidad de implementar un nuevo procedimiento, una nueva tecnología o incorporar un nuevo valor corporativo. En este artículo conocerás un factor clave para agilizar los procesos de cambio y facilitar la acción comprometida de todos con el cambio organizacional.

La buena noticia es que los procesos de cambio organizacionales han sido ampliamente estudiados y existe un cuerpo de conocimiento vasto para liderarlo exitosamente dentro de la empresa, ya sea cuando se trata de un individuo, un departamento o la empresa como un todo.

Las personas pueden resistir el cambio por diversas razones. Algunas lo resisten porque no lo comprenden. Estas son las personas que cuestionan a menudo por qué hay que cambiar y tienden a ver con desconfianza la iniciativa del cambio. Otras, son apáticas a los cambios porque los relacionan con más trabajo o nuevas formas de hacer las cosas. Estas personas tienden a obstaculizar el proceso de cambio con sus actitudes, acciones y omisiones. Podemos encontrar, también, aquellas personas que sencillamente le tienen miedo al cambio. Estas temen a los efectos adversos que el cambio pueda traer a sus vidas. No deben sorprendernos quienes se resisten al cambio porque sí, sin más explicación.

En realidad, cada persona es un mundo con razones muy particulares para querer o no apoyar el cambio. Sin embargo, lo que podría parecer una constante es que la resistencia al cambio se manifiesta en mayor o menor grado en todas las organizaciones, causando grandes dificultades a la hora de su implementación. Esto responde a que el cambio organizacional es un proceso humano y los seres humanos traemos al proceso de cambio nuestras actitudes, motivaciones, experiencias, valores, entre muchas otras cosas.

El secreto para liderar procesos de cambio exitosos es considerar como una prioridad el lado humano del cambio. Si deseamos facilitar cambios exitosos, necesitamos reenfocar la estrategia considerando primeramente el cambio individual. Si los individuos no sienten entusiasmo por el cambio, al final de la jornada nos daremos cuenta de que nada importante se ha alcanzado. Mover las personas a colaborar con el cambio requiere: primero, comprensión de la necesidad del cambio; segundo, confianza en los líderes que lo promueven y tercero, aprendizaje para que cada individuo pueda cumplir su papel exitosamente.

El cambio siempre es un proceso complejo, pero son las personas quienes pueden transformarlo en una oportunidad de crecimiento y desarrollo. Nuestro papel como líderes es allanar el camino a quienes con su trabajo harán del cambio una realidad.

Scroll To Top