Home » Mascotas » El verano y nuestras mascotas

El verano y nuestras mascotas

Keishla Rolón/Para Presencia

Ya se sienten los aires templados típicos del verano y con ellos aumenta nuestro deseo de realizar actividades al aire libre, de visitar la playa y hasta de realizar turismo interno para salir de la monotonía.  Y con los atributos que caracterizan el trópico donde vivimos, las oportunidades de hacerlo aumentan en la época del verano.

Foto / Suministrada

Foto / Suministrada

Sin embargo, muchas veces olvidamos que el cambio en la rutina o el cambio climático, además de influir en nosotros también puede afectar a nuestras mascotas.

Conversé con el Dr. César González, veterinario y director del Centro de Control de Animales del Municipio de Carolina sobre el tema y sus recomendaciones me parecieron muy oportunas para aquellas personas que al igual que yo, amamos las mascotas y disfrutamos al incluirlas en nuestra agenda de verano.

Según explicó el Dr. González, durante el verano tenemos que tener en cuenta algunos peligros a los que están expuestos nuestras mascotas, mayormente provocados por las actividades que realizamos típicamente para disfrutar del clima de verano. Aquí algunas de sus recomendaciones:

Datos importantes que debemos considerar en el verano:

Los perros y gatos no pueden regular su calor corporal mediante el sudor, ya que a diferencia de los seres humanos, no tienen glándulas sudoríparas.

Estos animales regulan su temperatura a través de jadeos, o el  sudor que se elimina por las almohadillas de las patas y, en el caso de los gatos, a través del lamido.

Cuando las mascotas están sometidas a altas temperaturas empiezan a consumir las reservas de azúcar y sales del organismo y, si no se atiende el problema, pueden sufrir un ataque de calor y hasta perder su vida en cuestión de minutos.

¿Qué debemos hacer para evitar que nuestras mascotas sufran el embate del calor de verano?

Según nos explicó el veterinario, lo primero que debemos tener en consideración es si nuestra mascota vive en el interior de nuestro hogar o en un espacio abierto.

Muchas familias les separan un lugar dentro de su casa o apartamento. Si este es su caso, tenga en cuenta que las temperaturas en verano son más altas dentro de la casa.

“Considere establecer una ventilación cruzada en la casa. Deje abierta varias ventanas de manera que su mascota disfrute del viento natural.  Si usted reconoce que su casa no tiene un flujo adecuado de viento, podría poner un abanico pequeño en la habitación donde vive su mascota”, nos dice el Dr. González.

Es importante tener siempre disponible agua fresca. Si su mascota vive en el patio de su casa recuerde proveer zonas con sombra, como un balcón o quizás alguna casita de perros o gatos donde pueda reducir el impacto del sol y el calor.

Cuando nos vamos de paseo….

Si la mascota nos acompaña en un pasadía en la playa, empaque también alimento y agua para ellos.

Evite que haga ejercicio en horas de mucho sol y recuerde llevarle su collar y cuerda, para mantener control en todo momento.

Los perros nadan por naturaleza, pero no son atletas. Si quieres que te acompañen dentro del agua, pueden hacerlo por periodos cortos y no muy lejos de la orilla de la playa.

“De igual manera es preciso tener especial cuidado con las piscinas, ya que en muchos casos la mascota muere por cansancio al no encontrar la salida”, asegura González.

En tu carro…

Llevar una mascota en nuestro carro es un peligro potencial para la persona que está manejando. El conductor  se puede distraer con el animal, lo que puede provocar  un accidente.

Existe en el mercado diferentes productos, entre ellos: los cinturones, cajas de transporte (kennel), redes o barras fijas.  Además, hay que recordar que muchos animales lo pasan mal en los viajes, pudiendo incluso marearse.

Si nos vamos de estadía o a visitar un familiar que reside lejos no olvide ir refrescando a su animal, bien con paradas o con cubitos de hielo, paños húmedos, etc.

Recuerde realizar paradas en el camino de manera que ellos puedan hacer sus necesidades fuera del auto y así evitar accidentes.

Teniendo en cuenta estas sencillas medidas, el animal disfrutará del buen tiempo con total seguridad y de un verano divertido donde pueden compartir todos saludablemente y en  familia.

Scroll To Top