Home » Escápate » Escápate a los carnavales: “No hay carnaval sin luna… ni Semana Santa a oscuras”

Escápate a los carnavales: “No hay carnaval sin luna… ni Semana Santa a oscuras”

(Foto/Suministrada)

Elizabeth Blanc
eliblanc787@gmail.com

Viajar no es solo conocer lugares y monumentos con la guía de turismo en mano, sino de ser testigos de momentos únicos. Los primeros meses del año en distintos y distantes lugares del planeta se celebran los carnavales o ‘mardigrass’, con todo su colorido y alegría. Una celebración que antaño tuvo un origen religioso, hoy día es una fiesta pagana. En Río de Janeiro, Venecia, Veracruz, New Orleans y en islas del Caribe como Nevis, Dominica, St.Marteen, Curacao entre otras. Cada carnaval tiene un estilo particular; en uno se baila la samba y en otros reggae, calypso y bachata.

En el Caribe, el carnaval tiene una historia rica y su práctica no tiene que ver solo con diversión sino, también, como una actividad social, cultural, artística y turística.

En la cultura caribeña carnavalesca predominan el folklore, los rituales religiosos y culturales sin olvidar su emblemática gastronomía. La mayoría de los carnavales del Caribe se extienden hasta el ‘Miércoles de Ceniza’. El motivo es simbólico, ya que a través de dichas celebraciones populares se recuerda al niño Jesús, además, que se recibe el nuevo año con algarabía entre bebidas, bailes y comidas típicas.

El termino carnaval implica ‘la fiesta de la carne’ donde personas de todas las edades se disfrazan en comparsas destacando los aspectos étnicos de cada región. Se utilizan máscaras, trajes coloridos y, en ocasiones, poca ropa. Usualmente este desfile se realiza frente a la iglesia principal del pueblo. En la antigüedad, el carnaval hacía referencia a la celebración de Dionisio, el dios del vino de la civilización griega. En el Caribe, ocurre similar al resto del mundo, solo que la herencia de la tradición africana es la que ha sostenido la tradición carnavalesca. En República Dominicana es posible distinguir dos tipos de carnaval: el que se realiza previo a la cuaresma y es más asociado a las fiestas patrias y los carnavales cimarrones que son comunes y afamados en donde hubo esclavos africanos durante la colonización española. Destacan los personajes como el-Diablo Cojuelo. Los carnavales de Santiago de los Caballeros gozan de gran popularidad y arraigo en la comunidad.

De las islas caribeñas, indudablemente el carnaval más famoso es el de Trinidad y Tobago. La mezcla cultural de africanos, asiáticos, hindúes ha contribuido que sea el más influyente del Caribe. Muchas veces forman parte de las comparsas varios personajes que no pueden faltar en un carnaval como el ‘moko jumble’ – bailarín en zancos. Comparado con el de Brasil, pues la producción para la celebración de cinco días dura prácticamente todo el año. Jamaica llama a su Carnaval Bacanal donde los turistas son bienvenidos a participar del mismo que suele celebrarse en Kingston y Montego Bay. El desenfreno y la espontaneidad son las reglas a observar.

Los carnavales tienen una rica historia en Cuba. En La Habana tiene su origen en la fiesta de Reyes cuando los cabildos gozaban su día de música, baile y libertad. Desde entonces, aunque se incorporaron luego los paseos y carrozas, la conga africana es el género musical que caracteriza el festejo. En esta isla se destaca el Carnaval de Santiago de Cuba, que se remonta al siglo XV11 frente a la catedral y que ha devenido con su conga santiaguera y su corneta china, en uno de los ritmos más emblemáticos de la cultura cubana. Los emigrantes caribeños han llevado el carnaval a otras naciones de Europa y Norteamérica llenando el mundo de sabor, música y color. 

Scroll To Top