Familia lapidada por la miseria (Vídeo)

11 May

Jaime Torres Torres
Especial para Presencia

LUQUILLO – A veces carecen de los servicios básicos de agua y energía eléctrica.

(Foto/suministrada)
(Foto/suministrada)

Por sus abundantes filtraciones, la humilde casa que habitan en Estancias del Atlántico se moja cada vez que llueve.

Don Isaías cuida a su mamá Virginia y a su hermana Norma.

El pasado domingo, Día de las Madres, elevaron una plegaria a Dios para que aparezcan manos generosas que les ayuden a construir un cuarto para que Isaías deje de dormir en la sala, la que comparte con una camada de gatos recién nacidos, entre sacos de cemento.

La casa de la familia Maldonado Mujica está localizada en la Calle Caracol, a donde llegó Presencia a documentar otra de las muecas de la pobreza en Luquillo.

Doña Virginia apenas habla y sus días discurren sentada en su cama frente a un abanico. Es poco lo que sus hijos adultos, Normita e Isaías Sánchez, pueden hacer por falta de escolaridad e información.

Providencialmente, la pastora María Sánchez se ha convertido en la madrina de la familia que, aparte de pobreza material, afronta varias condiciones de salud.

“La casa está muy deteriorada. Necesita servicios básicos, como baño, inodoro y fregadero. Hay un inodoro portátil que usa don Isaías, pero nunca han venido a limpiar el pozo muro”, denunció la reverenda Sánchez.

Indicó que en noviembre de 2015 le informó al alcalde popular de Luquillo, Jesús Jerry Márquez, quien supuestamente, según la pastora, ha rehusado prestar ayuda, al parecer, porque se molestó cuando la líder religiosa reveló a un canal de televisión la marginación a la que ha sido expuesta la Familia Maldonado Mujica porque eso, según María, afecta su imagen en año de elecciones.

Este medio se comunicó con Glorivee Martínez, oficial de prensa de Luquillo y quien alegó que “desconocían de la situación y que en el municipio ayudan a todo el mundo”. Se comprometió en devolver la llamada a este periodista y no lo hizo, como en otras instancias de casos parecidos o similares, dilucidados en la Prensa.

Presunto maltrato en Vivienda

Mientras, el pasado viernes don Isaías y la pastora María Sánchez acudieron a la oficina regional del Departamento de la Vivienda en Carolina.

“La señora Carmen Carattini no nos atendió de la manera en que esperábamos. Cuando le enseñé las fotos de la casa ella se dirigió a don Isaías preguntándole cómo era posible que tuviera la casa en esas condiciones, que cómo es posible que puedan vivir así. Al final nos dijo que no tenía fondos, después de humillar a don Isaías”, sostuvo la pastora al añadir que ya radicó una querella en la Oficina del Procurador de las Personas de Edad Avanzada.

Presencia se comunicó con Carattini, pero esta primero colgó el teléfono y al llamar nuevamente aseguró que no maltrató a don Isaías, pero no quiso responder otras preguntas, refiriendo a este medio a José Báez, director de Prensa del secretario del Departamento de la Vivienda, Alberto Lastra.

Al cierre de esta edición, Báez no devolvió las llamadas ni los mensajes de texto de este medio.

“Me sentí mal con el trato que recibí porque con lo poco que se recibe lucho por mi mamá y mi hermana. Hay que estudiar las cosas a fondo sin ofender a nadie y estudiar los casos”, reaccionó don Isaías.

Por su parte, el senador por el Distrito de Carolina Pedrito Rodríguez indicó que son “inaceptables” las condiciones en que reside la familia Maldonado Mujica.

“La señora Sánchez se comunicó conmigo el sábado 23 de abril. Le di seguimiento con la señora Carattini. Es un caso que puedo trabajar independientemente del Departamento de la Vivienda, pero estoy esperando que me liberen unos fondos que tengo asignados en la Administración de Desarrollo Agropecuario”, informó Rodríguez.

Mientras, cada día en la vida de Doña Virginia y sus hijos, Norma e Isaías, parece eterno porque, según señalaron, la pobreza material duele y la marginación lacera su dignidad.

[KGVID]http://www.presenciapr.com/wp-content/uploads/2016/05/pobreza.mp4[/KGVID]