Home » Noticias » Festín Acción de Gracias: Gratinado de batata mameya y manzanas

Festín Acción de Gracias: Gratinado de batata mameya y manzanas

Por: M. Linares de Cano
Propietaria de repostería cibernética
www.messykitchengoodies.com

Escoger la segunda parte de este festín fue bastante difícil, después de todo el propósito de un festín es deleitar el paladar y llevarlo a una experiencia única con cada bocado. Al final quiero algo en mi mesa que no importa lo que se sirva pueda ser tan versátil y sabroso que se pueda añadir a cualquier plato.

Algo intrépido, pero al mismo tiempo que no asuste, sino que cree la curiosidad necesaria para ser saboreado.

Aquí les presento un plato acompañante que contrasta positivamente con el menú típico de Puerto Rico.

No importa si tienes arroz con gandules, ensalada de coditos o de papas y mofongo o pasteles, este acompañante va a elevar tu mesa al momento donde los invitados te dicen: “¡’perate! Qué rico sabe esto. ¿Queda un chispito más por ahí?”. Así que abre un espacio en tu cajita de recetas para esta nueva adición. Rinde de 8-10 porciones.

5 cucharadas de mantequilla

3 cucharadas de harina de todo uso

1/2 taza de sirope de Arce, mejor conocido como “Maple Syrup”

1/2 cucharadita de sal

1/2 cucharadita de especies (canela, clavos y nuez moscada)

1/4 taza de azúcar morena

3 libras de batata mameya pelada y picadas en rodajas del ancho de un lápiz escolar (1/4 pulgada)

3 manzanas tipo Granny Smith peladas, con semillas y tallos removidos, picadas en 16 tajadas y remojadas en agua de limón

Precalentar el horno a 350 grados Fahrenheit y cubrir un molde 9×13 con mantequilla. Para la salsa derretimos la mantequilla en una cacerola pequeña a temperatura medio-baja. Añadir la harina y revolver hasta mezclar. Cocer revolviendo por dos minutos. Añadimos el sirope, sal, especias y azúcar.

Revolver por aproximadamente 4 minutos hasta que se derrita el azúcar y espese la salsa. En el molde acomodar las rodajas de batata intercaladas con las manzanas. Verter la salsa sobre las rodajas. Cubrir con papel aluminio y hornear por 40 minutos. Remover el papel aluminio, subir la temperatura a 450 grados y recoger con una cuchara el líquido acumulado en el fondo y esparcirlo sobre las batatas. Continuar el horneado por aproximadamente 30 minutos o hasta que las batatas estén suaves y cocidas. Se recomienda de vez en cuando esparcir el líquido sobre las batatas.

Este plato puede ser preparado con anticipación y solo recalentar en el horno a 400 grados por 35 minutos. ¡Yum!

Scroll To Top