Home » A tu salud » Hacer dieta a los 20: Recomendaciones para lograr el objetivo

Hacer dieta a los 20: Recomendaciones para lograr el objetivo

Por: Redacción Presencia
presenciaregional@gmail.com

Las prioridades y preocupaciones de la vida dependen en gran medida de la edad que tengamos, y esto en el plano de la nutrición también se da.

(Foto/Suministrada)

(Foto/Suministrada)

A los 20, la principal razón por las que tanto hombres y mujeres se someten a una dieta es para bajar de peso y tener un cuerpo esbelto, mientras que la dieta a los 30 y a los 40 tiene como prioridad la salud y la prolongación de la vida.

No obstante, si se tiene la estética como principal enfoque, se tiende a cometer errores que podrían afectar seriamente nuestra salud. Aquí te presentamos los más comunes y las respectivas recomendaciones para corregirlos.

Errores en la dieta a los 20

o   Horarios de comida desordenados

o   Dietas desequilibradas, restrictivas y esporádicas

o   Bajo consumo de frutas, verduras y fibra

o   Escasos alimentos ricos en calcio

o   Exceso de alcohol

o   Abuso de comida chatarra y productos envasados

Recomendaciones

o   No te saltes las comidas, ya que no ganas nada con ello, excepto más peso, ya que el metabolismo se pone más lento y va a tratar de compensar la pérdida de alimento en al siguiente comida. Recuerda, son cuatro comidas a lo largo del día.

o   Incrementa tu consumo de calcio, especialmente leche, ya que el esqueleto aún está en formación incluso después de los 20 años, y así podrás tener una estructura ósea saludable cuando llegues a mayor. Si no te gusta la leche puedes optar por el yogur, los quesos, el pescado y los frutos secos.

o   No tienes que renunciar totalmente a la comida chatarra si no lo deseas, pero puedes optar por la versión menos dañina de ellas (pizza vegetariana) o combinarlas con vegetales (hamburguesa con bastante lechuga). Si te gusta “picar” entre comidas, en vez de dulces y chocolates, opta por frutas secas, son ricas, dulces y contienen fibra y minerales.

o   Reduce el consumo de bebidas alcohólicas y sodas. Más sanos y efectivos para la sed son los jugos de frutas y por supuesto, el agua, pero en caso de que quieras “darte el traguito”, opta por el whisky a las rocas o con agua carbonatada, puesto que esta bebida es baja en grasas.
(Fuente: nutricion.pro)

Scroll To Top