Home » Editorial » Hay que confiar en la voluntad de Dios

Hay que confiar en la voluntad de Dios

Por: Apóstol Iván García

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Romanos 12:2

Todo lo que venga en el camino con adversidad, dificultades, viene de parte del enemigo. Usted está en Dios y se mueve con la Palabra con confianza. No dice ¿será así? ¡Ahora fue redimido de la maldición, ahora tiene la sabiduría de Dios para caminar bendecido! Tiene que estar confiando en Dios cuando las cosas no funcionan. Hay que confiar en la voluntad de Dios para enfrentar los contratiempos. La voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta y no hay que rendirse, aflojar ni abandonar. La confianza en Dios es el arma más fuerte que usted tiene. Como a Moisés que le vino el ejército más poderoso de la tierra, pero confiaron en Dios, y pasaron por tierra seca. Los que confían en el Señor tendrán nuevas fuerzas, caminarán y no se cansarán, correrán y no se fatigarán, levantarán alas como de águila. Ha llegado el tiempo que avance, que crezca, que tenga grandes conquistas.

Saulo, que después se llamó Pablo, perseguía a los cristianos para matarlos. Pero, en un momento, tiene un encuentro con el Señor camino a Damasco y allí fue llamado al ministerio y enviado por el Señor para desarrollar una tarea muy especial en esta tierra. Por obedecer a Dios encontró contratiempos en todos los caminos. Cuando usted lee 2 Corintios capítulo 11, va a leer todos los contratiempos, todos los enemigos y todas las adversidades que Pablo tuvo que enfrentar, pero de todas se levantó con confianza en Dios. Naufragó encarcelado, y hasta con peligros de parte de sus hermanos. Pero de todas esas cosas la gracia de Dios lo levantó porque confiaba en Dios. Para llegar a esta circunstancia, en primer lugar, obedeció a Dios en una palabra específica, en segundo lugar, fue al lugar específico, y en tercer lugar hizo una cosa específica. Hay personas que saben que son guiadas por Dios pero al primer contratiempo que se les cerró una puerta, dicen: “Debe ser que Dios no quiere que haga esto, porque si no, no tendría este contratiempo en el camino.” Si se cerró una puerta por delante, ¿Dios no le dio poder para abrirla? Si Dios tiene una Palabra específica para que complete su vida exitosamente, Él no lo va a dejar nunca. Siempre va a estar Dios de su lado. Es usted quien tiene que confiar que es la Palabra específica para usted. ¡Créalo!

Oración: Padre, hoy confío en tu Voluntad y me dispongo a caminar en ella. Creo que tú abres las puertas que están cerradas y para ellos me diste el poder para salir adelante. Gracias. En el nombre de Jesús, amén.

 

Scroll To Top