Héctor Martínez: “Voy a recuperar mi vida”

24 Jan
Héctor Martínez, exsenador. (Foto/Suministrada)

Redacción Presencia
redaccion@presenciapr.com

CAROLINA – A nueve años de haber sido acusado a nivel federal por presunta corrupción pública, de experimentar una convicción, de pasar once meses en prisión, perder su licencia de abogado y su escaño legislativo, el exsenador, Héctor Martínez, salió victorioso al ser revocada su convicción por parte del Tribunal de Apelaciones del Primer Circuito de Boston. En una sentencia unánime, el panel apelativo determinó revocar la segunda convicción que pesaba contra Martínez y contra el empresario Juan Bravo, al señalar que el caso tuvo insuficiencia de prueba en el cargo de soborno. Según la teoría de la fiscalía federal, Martínez presentó un par de medidas que favorecían a la empresa de Bravo, la compañía de seguridad privada Ranger American, a cambio de un viaje a Las Vegas para asistir a la pelea de boxeo entre Félix “Tito” Trinidad y Ronald “Winky” Wright, celebrada el 14 de mayo de 2005.

Martínez y Bravo fueron acusados por un gran jurado federal en el 2010 y en el primer juicio resultaron convictos.

Ambos acusados fueron a prisión, pero el primer circuito determinó revocar la condena y ordenar un nuevo juicio por errores en las instrucciones al jurado.

En el segundo juicio, resultaron convictos, pero el pasado jueves, 17 de enero, el apelativo determinó que no existe evidencia suficiente para sustentar esa condena de soborno.

En entrevista para la emisora radial WMDD 1480 AM, Martínez, por su parte, resaltó que vivió momentos duros y difíciles. Sin embargo, esta presto a vivir día a día, disfrutar de sus amigos y familiares, y pasar la página.

“Esto fue un asunto de persecución, protagonismo y de ego por parte de un fiscal que no fue ético ni honrado y quedó demostrado. Es un fiscal de Estados Unidos, y fue el mismo fiscal que acusó al exgobernador Aníbal Acevedo Vilá. Y muchos se preguntan por qué Acevedo Vila salió no culpable, bueno porque hubo un juez que realizó un juico objetivo, imparcial y no hubo prejuicio hacia él ni hacia la fiscalía. Yo no tuve un juicio justo ni imparcial. El juez estuvo totalmente prejuiciado en contra de mí y de mi abogado. Ahí está el récord y lo reitera el Circuito de Boston en las dos decisiones que emitieron en la primera apelación en el 2013 y ahora el 2018”, explicó el exlegislador.

Sobre un posible regreso a la vida política, Martínez dijo que va a esperar hasta el año que viene cuando abran las candidaturas y en ese momento decidirá con mayor certeza. El exsenador por el Distrito de Carolina sostuvo que -a diferencia de otras personas- lo que le ocurrió no tuvo nada que ver con política.

“Mi vida política fue muy dichosa y gratificante, a mí me gustaba ser senador. Yo cuando presenté la renuncia como senador lo hice porque no quería ser una distracción para el senado y mucho menos este distrito se merecía un senador a tiempo parcial. Yo tenía que enfocarme en mi defensa y demostrarle al país que yo era inocente en los casos que injustamente me radicaron”, señaló en entrevista con El 1480 AM.

Martínez anunció que la semana que viene estará presentando una petición al Tribunal Supremo para la reinstalación de la licencia del Colegio de Abogados y así ejercer su profesión de abogacía. Además, realizará un libro donde contará toda su verdad y lo que vivió durante el proceso que duró nueve años.