Industriales reafirman reclamo de reducción de costos de energía

05/13/2014

Por: Redacción Presencia
redaccion@presenciapr.com

SAN JUAN- La Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR) reafirmó su reclamo de la necesidad urgente de lograr la reducción del costo de energía para todos los puertorriqueños y la transformación de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), para asegurar la competitividad del País.

Foto/Archivo
Foto/Archivo

“De esta forma logramos estimular la inversión local y extranjera, y reforzamos la confianza que conduzca a crear los empleos que tanto necesitamos para evitar la migración de profesionales de Puerto Rico. Si logramos esto, aumentamos la base contributiva aportando así a resolver el problema fiscal del País”, indicó Waleska Rivera, presidenta de la AIPR.

La líder de los industriales recordó que, a través de los años, han enfatizado que el costo de energía es uno de los costos de operación más significativos de las empresas y que en sus Tácticas para Reenergizar la Economía de Puerto Rico fundamentadas en la Manufactura, la primera táctica atiende este tema.

“Como punto principal de este reclamo, está la reducción en la tarifa de energía eléctrica a no más de 16 centavos el Kilovatio hora para el 2019. Esto requiere de un plan estratégico integral sostenible y sustentable a largo plazo y estructurado con sentido de urgencia que detalle las tácticas a implementar”, propuso Rivera.

Indicó que, además, debe contemplar transparencia en información constante auditada por terceros y ofrecida al País, sobre todo en el ajuste por combustible; lograr que antes de que termine el mes tengamos una ley habilitadora firmada que cree un ente independiente y efectivo; repasar y evaluar los subsidios a todos los niveles y fomentar aquellos que generen actividad económica y apoyar la inversión privada en energía renovable y sustentable de manera de que se fomente su implementación activamente.

Finalmente, mencionó la gestión de compra y adquisición de combustible debe ser gestionada a nivel de subasta pública, procurando la mayor participación posible de proveedores locales e internacionales. La decisión deberá incidir en una junta o ente regulador que a la vez será auditado constante y continuamente por un tercero independiente. Esta auditoria debe ser inmediatamente después de cada compra y los resultados se publicarán en medios de comunicación masiva para beneficio de todos.

“Reafirmamos nuestro compromiso de colaborar tanto con el ejecutivo y el legislativo para asegurar el logro de estos objetivos que serán de gran beneficio para el futuro socioeconómico de Puerto Rico”, concluyó la titular de los Industriales.