Instan a tomar medidas preventivas para controlar asma

05/06/2014

Por: Redacción Presencia
redaccion@presenciapr.com

SAN JUAN- El Departamento de Salud estimó hoy que en Puerto Rico  alrededor de 250 mil adultos y 125,500 niños padecieron de asma, una enfermedad crónica del sistema respiratorio causada por la inflamación, constricción y aumento en la producción de mucosidad de los bronquios.

(Foto/Suministrada)
(Foto/Suministrada)

Así lo reveló la  encuesta del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo y Comportamiento del año 2012.

Como parte de la celebración del Día Mundial del Asma, la Coordinadora del Proyecto de Asma del Departamento de Salud, licenciada Wanda  Hernández Virella, insistió en la importancia de apoderar a las personas que padecen de la condición a que formen parte activa en su manejo.

La cantidad de casos reportados a través de los años provocaron que el asma se considere un  problema de salud pública en la Isla.

“Aunque la mortalidad por asma en Puerto Rico ha disminuido, las tasas continúan siendo más altas que en los Estados Unidos. Se estima que el número de muertes a causa de la condición es aproximadamente 80 anuales”, informó Hernández Virella en un comunicado de prensa.

De acuerdo con el bioestadístico del Proyecto de Asma, Eliseo Acevedo Díaz , cuando se analizan los datos sobre asma en los estados y territorios de Estados Unidos, los niños puertorriqueños tienen una prevalencia acumulada de asma y una proporción de ataques de asma dramáticamente mayor que los niños mejicanos, cubanos, dominicanos, no latinos negros y no latinos blancos.  Además, al comparar entre niños puertorriqueños, observaron que los nacidos en Puerto Rico tienen mayor prevalencia de asma que los nacidos en Estados Unidos, expuso el bioestadístico.

Hernández Virella recalcó que los agentes que provocan el asma afectan de forma diferente a cada persona. Estos causantes se pueden dividir en tres categorías: los alérgenos, los ambientales, los físicos y genéticos.

“Entre los alérgenos más comunes se encuentran el hongo, los ácaros del polvo, la caspa de animales, el excremento de las cucarachas y roedores, algunos alimentos o bebidas y el polen. Los provocadores ambientales son: la contaminación ambiental, el humo derivado de la combustión,  el humo de cigarrillo, perfumes y aerosoles con olor fuerte, productos de limpieza, químicos irritantes y cambios en el clima”, especificó.

El catarro, la sinusitis, rinitis, ejercicios extenuantes, emociones fuertes y el reflujo también pueden provocar el asma.

Según Hernández Virella, “la mayoría de los adultos con asma en Puerto Rico viven con la condición descontrolada (alrededor del 50 por ciento). La seriedad del asma está en que si un ataque agudo no se atiende a tiempo, puede causar la muerte”.

Aunque se desconoce la causa exacta del asma y no tiene cura, se puede controlar siguiendo los siguientes pasos: tomar los medicamentos según las instrucciones del médico.

La mayoría de las personas que padecen de asma necesitan dos tipos de medicamentos: de “control” que se toman diariamente para prevenir los síntomas del asma y de “rescate” o acción rápida que se utilizan para detener los síntomas del asma.

Si desea mayor información sobre el Proyecto de Asma del Departamento de Salud puede comunicarse al 787-765-2929, ext.4130.