Home » Escápate » La magia de los cruceros: “En el mar la vida es más hermosa”

La magia de los cruceros: “En el mar la vida es más hermosa”

Elizabeth Blanc
eliblanc787@gmail.com

(Foto/Suministrada)

Viajar en crucero es una opción para millones de viajeros desde hace algún tiempo y su crecimiento ha ido en aumento según confirman fuentes de la industria. Los destinos de crucero son tan interesantes como variados, siendo los más populares los viajes por el Caribe y por el Mediterráneo seguidos por el Mediterráneo occidental como Córcega y Cedena, Chipre, Italia o Egipto, sin olvidar los circuitos de las Islas Griegas, los Fiordos noruegos y el Mar Báltico. Para los amantes de la naturaleza en su estado más puro… Alaska debe ser la selección.

Galería:

Sin dudas viajar en crucero es una de las mejores formas de explorar y recorrer el mundo sin deshacer maletas. Como todo en la vida, el arte de viajar en crucero requiere de algunos conocimientos -sobre todo para los primerizos- para lograr una experiencia memorable y evitar dolores de cabeza. Echarse al mar o a los ríos, por primera vez, tiene sus peculiaridades. Un crucero no es un mero medio de transporte sino toda una completa atracción flotante que, además, te permite visitar diferentes lugares y probar nuevas e interesantes comidas.

  1. Lee e infórmate bien sobre la ruta deseada y siempre consulta a tu agente de viajes sobre cuál es la mejor época para ese destino en particular. Antes de viajar, debes tener claro qué deseas hacer en esos lugares. Decide si vas o no en tour del barco o si prefieres explorarlos por tu cuenta. Te ayudará saber qué tipo de transportación necesitas, moneda que se usa y costo; además, verifica distancia de las atracciones y lugares cercanos al puerto.
  2. Coteja que estén al día tu pasaporte, identificación personal, las tarjetas de crédito y tu seguro de viajes. Es imprescindible llevar una cantidad de dinero razonable conforme a tu presupuesto.
  3. Reserva tu crucero con mucha anticipación para que consigas mejores tarifas.
  4. Planea llegar a la ciudad de embarque con un día o más de anterioridad. Si llegas tarde, el barco no te esperara.
  5. Lleva en tu equipaje de mano tus documentos personales, medicamentos y abrigo. Si tienes espacio no olvides el traje de baño, bloqueador solar, gafas para poder inmediatamente disfrutar de la piscina. Etiqueta bien con tus datos personales tu equipaje y el número de cabina. En tu vestuario para el crucero no debe faltar un par de vestidos elegantes para las noches de las fiestas del Capitán y un traje obscuro con corbata para los hombres.
  6. No asumas que el crucero tiene todo incluido. Los precios de los cruceros incluyen el camarote, las comidas, las actividades a bordo y, en muchos casos, las propinas. Los paquetes de bebida, las excursiones en los puertos y el servicio de Internet no están incluidos.
  7. Si tú o algún acompañante tiene necesidades especiales notifícalo antes de viajar. Esto aplica a cualquier tipo de restricción de movimiento, problemas de salud, alergias o necesidades dietéticas.
  8. Los boletines informativos diarios te los dejarán en tu habitación para indicarte las actividades previstas. Son de gran ayuda para planear lo que desees hacer. También, indican las salidas y llegadas a los puertos, así como las actividades especiales del barco tales como películas, clases de bailes, horarios de las tiendas a bordo, de las comidas y el casino, por ejemplo.
Scroll To Top