Home » Editorial » La mentalidad del colonizado y el líder

La mentalidad del colonizado y el líder

Juan Fernando Cruz Torres
Conferenciante internacional, escritor y empresario

El condicionamiento mental es algo que mal utilizado podría ser muy perjudicial para alcanzar un mayor grado de plenitud y prosperidad personal y colectiva.

Juan Fernando Cruz Torres, conferenciante internacional, escritor y empresario. (Foto/Suministrada)

Juan Fernando Cruz Torres,
conferenciante internacional, escritor y empresario. (Foto/Suministrada)

Si te has fijado en los elefantes de los circos, te debes haber preguntado en alguna ocasión cómo un animal tan enorme y fuerte es neutralizado con una pequeña estaca y una delgada cuerda a un espacio limitado.

Esto, como todos sabemos, responde a que de pequeños estos animales se les amarra a una estaca grande con una cuerda gruesa y fuerte y por más que lo intenten no pueden moverse de ese perímetro al cual han sido confinados. Luego de algunos años, no importa cuán pequeña sea la estaca y lo frágil que pueda ser la cuerda, al sentir la cuerda en su pata, ellos siguen creyendo que no podrán zafarse por mucho que lo intenten.

La exhortación entonces es a que nos cuidemos de no padecer de esta terrible disfunción espiritual y mental, que valoremos lo nuestro y nos sintamos orgullosos de quienes somos y confiemos en nuestras capacidades”.

A muchos seres humanos y hasta sociedades completas les pasa lo mismo. En el caso nuestro, por muchos años nos han hecho creer que no podemos, que somos una islita pequeñita (el chiquiteo) que apenas se ve en el mapa del mundo, sin grandes recursos naturales (petróleo, gas, carbón, diamantes) y que solos no podríamos sobrevivir.

Esto se le conoce como la “mentalidad del colonizado” que opera sobre la falsa premisa de que, si es de afuera, asume que debe ser superior. Esta cauterización del intelecto se manifiesta de muchas maneras. Una de ellas es cuando nos creemos que lo que se produce localmente es de menor calidad y valor.

Otra manera que he sido testigo de la manifestación de la mentalidad del colonizado, es cuando ves que a quienes vienen de afuera a ofrecer seminarios y capacitaciones se le rinde una serie de pleitesías, le pagamos más, le damos más tiempo para sus ponencias que a los locales, aunque lo que presente sea de poca relevancia o pertinencia, y ya lo haya dicho alguno de los nuestros.

Supongo que ahora, ante la situación por la que atraviesa la economía del País, muchos creerán y nos harán pensar, que si el tío Sam no se apiada de nosotros y nos envía el rescate, desapareceremos como nación.

Los mejores líderes aprenden y enseñan a su gente a justipreciar a los demás por sus méritos, a que todos somos valiosos y evitan caer en este pecado y en ser credencialistas que consiste en dejarse llevar e impresionar por los títulos que posea alguien.

En el caso de los puertorriqueños, nos hemos destacado en todo lo que nos hemos propuesto. Una muestra de ello, es que por muchos años, de la agencia de EE.UU. la NASA, han venido a reclutar estudiantes del Recinto Universitario de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez. Otro caso lo es la actriz Rita Moreno que ha sido galardonada con los principales premios a nivel mundial.

La exhortación entonces es a que nos cuidemos de no padecer de esta terrible disfunción espiritual y mental, que valoremos lo nuestro y nos sintamos orgullosos de quienes somos y confiemos en nuestras capacidades.

Termino, sin alusiones políticas, con unas palabras del prócer, filósofo y patriota puertorriqueño, Don Pedro Albizu Campos que espero nos lleven a la reflexión: “Quien no está orgulloso de su origen, nunca valdrá nada porque comienza con despreciarse a sí mismo”.

Para invitaciones o conseguir el libro ACTITUD: La diferencia entre ser parte del problema o ser parte de la solución y/o el de Liderazgo Inspiracional: Descifra su ADN y maximiza tu legado, influencia, impacto y efectividad, comunícate a: jubilee@jubileepr.com, www.jubileepr.com o 787-708-4739.

Scroll To Top