Home » Editorial » La Palabra del Día: Los niños son importantes para Dios

La Palabra del Día: Los niños son importantes para Dios

Por: Pastor Edwin Nazario

En La Biblia, Manual de Vida para el ser humano, Dios habla sobre los niños y lo importante que ellos y ellas son para Él. Veamos algunas citas bíblicas:

1. Los niños son un regalo de Dios, como parte de Su herencia, si obedecemos su Palabra: Salmos 127:3 “3 Los hijos son una herencia del SEÑOR, los frutos del vientre son una recompensa.”

2. Los niños son de bendición especial a los padres que lo traen al mundo: Deuteronomio 28:4 “4 »Benditos serán el fruto de tu vientre, tus cosechas, las crías de tu ganado, los terneritos de tus manadas y los corderitos de tus rebaños”

3. Los niños se desean para bendición: Génesis 9:7 “7 »En cuanto a ustedes, sean fecundos y multiplíquense; sí, multiplíquense y llenen la tierra.»

4. El niño tiene la capacidad de ser enseñado para pensar y actuar en relación a la voluntad de Dios y andar en sus caminos: Deuteronomio 6:6-7 “6 Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. 7 Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.”

5. El niño puede entender que la obediencia permite una vida fructífera con Dios: Colosenses 3:20 “20 Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque esto agrada al Señor.

6. Los niños son tan valiosos para Dios que El ordena protegerlos. Mateo 18:6 “6 Pero si alguien hace pecar a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar.”

7. Dios quiere tener una relación genuina con los niños: Lucas 18:16 “«Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de Dios es de quienes son como ellos

8. Dios ama a los niños como para asegurarse que reciban disciplina: Proverbios 13:24 “24 No corregir al hijo es no quererlo; amarlo es disciplinarlo.” Proverbios 19:18 “18 Corrige a tu hijo mientras aún hay esperanza; no te hagas cómplice de su muerte.”

Scroll To Top