Home » Editorial » La sustentabilidad y el liderazgo

La sustentabilidad y el liderazgo

Por: Juan Fernando Cruz Torres
Conferenciante internacional, escritor y empresario

Cada cierto tiempo, existen términos que cobran protagonismo y mayor relevancia en la vida cotidiana.  Este es el caso de la palabra sustentabilidad. En 1987, se realizó el Informe Brundtland, dentro de la acción de Naciones Unidas, que definió la sustentabilidad como la capacidad de satisfacer necesidades de la generación humana actual sin que esto suponga la anulación de que las generaciones futuras también puedan satisfacer las necesidades propias.

Juan Fernando Cruz Torres, conferenciante internacional, escritor y empresario. (Foto/Suministrada)

Juan Fernando Cruz Torres,
conferenciante internacional, escritor y empresario. (Foto/Suministrada)

Cuenta una fábula acerca de dos pájaros que convivían en un árbol y uno de ellos le propuso al otro que tenía un plumaje majestuoso; -Ven acá, ¿para qué tienes que esforzarte en salir a buscar alimento todos los días, podemos hacer un arreglo y en vez de tú ir yo te la puedo traer a cambio de una de las plumas de tus alas?-. El ave aceptó el trato pensando sagazmente según ella; -¿Para qué salir  a gastar energías si me puedo quedar aquí y que otro se esfuerce por mí?

La historia, como pueden imaginar, terminó con el ave que intercambió sus plumas por conveniencia y alimento muriendo de hambre, porque al final no tenía plumas para negociar e intercambiar por comida y no podía valerse por sí mismo para ganarse su sustento. Cualquier similitud con el pueblo de Puerto Rico es mera coincidencia.

En el plano individual y familiar, hemos sido sugestionados con una filosofía similar; ¿para qué trabajar si quedándote en tu casa puedes recibir cupones, plan médico, subsidio para la electricidad y el agua, plan ocho para vivienda, etc. y muchos han terminado con una autoestima destruida, resignados y sin una cultura de trabajo.

En un marco más amplio como país, de igual manera poco a poco nos han venido desplumando y hemos venido perdiendo sustentabilidad.En el pasado siglo XX, prácticamente se exterminó la industria de la agricultura (caña, tabaco, café, la piña, otros; y como resultado neto llegamos a importar hasta casi el 90% de lo que consumimos) con el tren que circunvalaba y recorría la Isla, vendimos las Navieras, la Telefónica, los hospitales, el aeropuerto y para todos los efectos, los puentes, las autopistas, el sistema de salud y si continuo no termino.

Todo esto ha ocurrido (A veces en cuartos oscuros y a veces a plena luz del día) con el aval y complicidad  de muchos de quienes elegimos para velar por nuestros mejores intereses como pueblo. Pareciera como si cualquier argumento es bueno y justificado para vender el patrimonio. Difícilmente pueda un País alcanzar o lograr sustentabilidad ecológica o ambiental, financiera y alimentaria si cada vez tiene menos autonomía e injerencia en los asuntos medulares que le afectan.

Los mejores líderes saben que para progresar, salir adelante y mejorar la calidad de vida de su gente hay que pagar un precio y están dispuestos a ello, con tal de mantener su dignidad, autonomía y sustentabilidad.  Al menos, eso hacen los pueblos que se respetan a sí mismos.

Estamos cerca de, al igual que el pájaro de la fábula, quedarnos desplumados para procurar nuestra sustentabilidad, por creernos el cuento de que, es más conveniente y provechoso que otro lo haga por mí, en vez de yo ocuparme de mis asuntos y asumir la responsabilidad que me corresponde como persona y generación. Debe ser triste terminar sintiéndose impotente como un extranjero en su propia tierra sin autoridad ni capacidad de decidir acerca de ningún asunto importante.

La pregunta es; ¿A quién le corresponde tomar decisiones y asumir posiciones para evitar esto? Tú y yo sabemos la respuesta. Si la sustentabilidad es la capacidad de satisfacer nuestras necesidades actuales sin comprometer las  de las generaciones futuras, creo que a quienes hemos encomendado esta misión nos han fallado mayúsculamente y las generaciones venideras y la historia puede que, con o sin razón, lo señalen y recriminen en algún momento como alta traición a la patria.

ATENCIÓN COMUNIDAD ECLESIÁSTICA: La Iglesia Cristiana Discípulos de Cristo de San Juan (Parada 26 Ave. Fernández Juncos) y su Pastora, Hilda Robles Florán, se complacen en invitarte este viernes, 18 de septiembre a las 7:PMen la continuación del ciclo de conferencias denominado: El ADN de los líderes que transforman organizaciones e inspiran generaciones”Acompaña al Dr. Ramón Ayala Díaz y a este servidor. La entrada es libre de costo. Será un placer saludarte personalmente. INFO: 787) 727-5163 ♦

Scroll To Top