Home » Noticias » La Tierra de Gigantes se levanta

La Tierra de Gigantes se levanta

(Foto/Suministrada)

Redacción Presencia
redaccion@presenciapr.com

CAROLINA – Tras el fuerte azote del huracán María por la zona, el municipio de Carolina tuvo el saldo de pérdidas millonarias. Sin embargo, el Gobierno Municipal Autónomo de Carolina y su alcalde, José C. Aponte, activaron su plan de emergencia días antes que llegara el fenómeno atmosférico.

19 de septiembre de 2017

Municipio activó protocolo de emergencia

El Gobierno Municipal Autónomo de Carolina, activó de manera efectiva el protocolo de emergencia para refugiar familias de alto riesgo durante el paso del huracán María.

Los refugios se establecieron en:

  • Escuela Dr. José M. Lázaro, Ave. El Comandante, Urb. Country Club
  • Escuela Jesús T. Piñero, Carr. 857, Km. 9.5, Barrio Carruzos
  • Ángel Pedro Millán, Carr. 857, Km. 0.9 Barrio Canovanillas
  • María T. Serrano, Vía 8, Urb. Villa Fontana
  • Escuela Juana A. Méndez, Calle #1, Urb. Metrópolis

Los residentes de los sectores de Palmar Norte, Palmar Sur y Villamar contaron con el estacionamiento del Centro de Servicios Municipales de Isla Verde José E. Aponte de la Torre, para así proteger la propiedad de posibles daños por inundaciones en el área.

21 de septiembre de 2017

Desastrosa la situación

A toda prisa trabajó el Gobierno Municipal Autónomo de Carolina en despejar las vías de rodaje, para implementar el proceso de respuesta y recuperación de la ciudad. El alcalde, José Carlos Aponte inició desde la madrugada del miércoles un recorrido por las diferentes comunidades en la medida que las brigadas municipales apartaban los miles de árboles caídos, los postes y el tendido eléctrico que dejó intransitable gran parte de la ciudad.

Igualmente, el municipio trabajó activamente limpiando las alcantarillas y despejando los cunetones de agua con el fin de evitar mayores daños.

Aunque hubo devastación generalizada, las comunidades con mayor daño a consecuencia de las inundaciones fueron Lomas de Carolina, Mansiones de Carolina, Villa Esperanza, Villa Caridad, Villa Justicia, Rosa María y gran parte de la urbanización Villa Carolina.

En términos de las estructuras municipales que recibieron serios daños son entre otros, el Estadio Roberto Clemente Walker, los parques municipales, el Museo del Niño, El Centro de Servicios Municipales de Barrazas y algunas de las unidades de transporte del SITRAC (Sistema Intermodal de Transportación Carolinense).

La situación en la zona turística de Isla Verde, también fue catastrófica.

24 de septiembre de 2017

A todo vapor la recuperación

El alcalde de Carolina, José Carlos Aponte, informó que se encuentra trabajando a todo vapor con su plan de recuperación en los diferentes sectores del territorio municipal.

Carolina destacó 450 empleados en diversas brigadas para limpiar la ciudad de escombros y material vegetativo. Así también, ha asignado 200 efectivos del componente de Seguridad Integrada para las luces, puestos de gasolina y áreas que requieran orden y vigilancia.

En términos de refugiados Aponte destacó que “inicialmente abrimos cinco refugios con 300 personas. Carolina sufrió un gran impacto y se ve con la gran cantidad de residencias de madera y zinc que fueron destruidas por los fuertes vientos. Las zonas de Barrazas, Cacao, Santa Cruz y Carruzo fueron las más afectadas”, dijo.

Indicó que igualmente hubo varios sectores cercanos al centro urbano que se afectaron cuando el Río Grande de Loíza se salió de su cauce, “el agua llegó casi al borde del puente, por lo que se inundaron, las comunidades que ubican detrás del Ayuntamiento Municipal”.

25 de septiembre de 2017

Asperjación y acceso de agua potable

Como una medida preventiva para evitar la proliferación de mosquitos y el control de epidemias, el Gobierno Municipal Autónomo de Carolina intensificó su acostumbrada ruta de asperjación por las comunidades.

El itinerario de asperjación impactó todo el territorio municipal de forma escalonada, estableciendo aquellas comunidades cerca de cuerpos de agua como las primeras a recibir el servicio como medida preventiva. Country Club, el Comandante, la Avenida Isla Verde, Los Ángeles, La Cerámica, La Marina, Vistamar, Villamar, Vistamar Marina y las avenidas Iturregui y el Comandante se asperjarán hoy lunes.

Luego se impactó Castellana Gardens y las avenidas Pontezuela, Fragoso, Fidalgo Díaz, Sánchez Osorio, Sánchez Castaño y la Avenida Iturregui y las residencias aledañas. También se hizo el operativo en las urbanizaciones el Cacique, Parque Ecuestre, Paraíso, Chalets de San Fernando, Parque Juliana, Estancias del Parque y las comunidades aledañas al Barrio Santa Cruz.

Agua potable

Se establecieron seis oasis para el suministro de agua ingerible en Carolina. El centro Comunal del Barrio Cacao y el Barrio Santa Cruz, frente a la Cueva del Indio en el Barrio Carruzos, en la estación de gasolina Gulf del Barrio Cedros y en colaboración con la AAA, Plaza Escorial y en la avenida Fragoso, al lado de Plaza Carolina, hay unidades para la distribución de agua potable.

28 de septiembre de 2017

A la carga con recogido de escombros

La empresa Landfill Technologies se unió al Municipio Autónomo de Carolina en el recogido masivo de escombros y material vegetativo que dejó a su paso el huracán María, con sobre 50 empleados y equipo especializado que promete aligerar los abarcadores trabajos de limpieza en la ciudad.

“La empresa Landfill Technologies, que administra el programa de reciclaje y embalaje en Carolina, puso a disposición del Municipio equipo pesado especializado, como excavadoras, bobcats, camiones roll-off, camiones grappers, articulados, rear loaders y vagonetas, entre otros”, expresó el alcalde José Carlos Aponte.

4 de octubre de 2017

Acueducto municipal sigue brindando agua potable

El alcalde informó que el Acueducto Municipal de esa ciudad ha continuado operando en varios sectores de la zona rural carolinense, pese a la interrupción del servicio de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y del servicio de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). 

“No obstante, en toda esta emergencia, nuestro Sistema de Acueducto Municipal ha servido como principal proveedor de agua potable a los barrios rurales de Barrazas sector 1, Trujillo Bajo y Santa Cruz, tal y como lo ha hecho desde su establecimiento. Asimismo, y aunque no es su labor rutinaria, ha alimentado el sistema de bombas que suplen agua potable a las zonas de Canovanillas (parte baja), Lomas de Carolina y Los Colobos. En este sentido, nuestro acueducto municipal ha potenciado aún más sus acostumbradas funciones supliendo a diario dos millones de agua potable a los residentes de estas zonas”, añadió Aponte.

Scroll To Top