Home » Editorial » La unidad familiar

La unidad familiar

Livio Ramírez

Hay varios principios para ganar tu familia para Cristo. Reconoce lo que la Biblia promete para ti y tu familia. Aprópiate de las garantías de Dios.

(Foto/Suministrada)

(Foto/Suministrada)

Dios peleará por tu familia. La batalla es de Dios; confía, Él ganará. Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá. (Is. 54:17)

Dios siempre cumple sus promesas; a ti te corresponde modelar a tus hijos lo que ha hecho Dios en tu vida, y a instruirlos en los caminos de Dios.

El Proverbista exhorta: Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.  (Pr. 22:6) Pero, si ya son adultos, debes tomar autoridad sobre el diablo y los demonios que ciegan las mentes de tus hijos.

Ejerce la autoridad divina sobre aquel que ciega, domina, convierte en víctima y atormenta tus familiares. El dios de este mundo ha cegado el entendimiento de los incrédulos para que no vean el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo que es la imagen de Dios. En el nombre de Jesús ordénale dejar libres a cada miembro de tu familia.

Pídele a Dios que abra los ojos de tus seres queridos. Mientras esperas que el Señor se revele a sus vidas, dedica tiempo de calidad para compartir con ellos, haciendo un alto a las distracciones de los celulares y demás tecnología moderna. Asiste con tus hijos a una iglesia de sana doctrina, y mantén la unidad familiar en todo momento. La familia que ora unida, permanece unida.

Scroll To Top