Home » Noticias » Llamado de auxilio: Vital ser energizado el Hogar Plenitud Dorada

Llamado de auxilio: Vital ser energizado el Hogar Plenitud Dorada

(Foto/Hogar Plenitud Dorada/Facebook)

Vicente Toledo Rohena
redaccion@presenciapr.com

SAN JUAN – La desesperación converge con la impotencia y el llamado es uno de auxilio. El Hogar Plenitud Dorada, ubicado en la urbanización Club Manor en San Juan, vive momentos de angustia al no contar con servicio eléctrico, ni de agua. Lo que se supone sea un oasis para adultos mayores -muchos de ellos con condiciones serias de salud- se ha convertido en una ‘pesadilla’.

Los 86 residentes del Hogar Plenitud Dorada aguardan por intentar regresar cuanto antes a la normalidad.”

Fundado en diciembre de 2004, el hogar alberga a personas sobre los 65 anos, y donde la edad promedio está entre 80 a 85 anos, y sus condiciones de salud varían. Alguno de ellos con alzheimer, parkinson, enfermedades neurológicas, alta presión y diabetes, entre otras.

“Desde (huracán) Irma estamos sin energía eléctrica… Estamos funcionando a través de una planta eléctrica”, explicó Juan Andrés Olivero, administrador del hogar.

“Estamos haciendo de tripas corazones. La encendemos (planta eléctrica)  de 5:00 p.m. a 8:00 a.m. y durante el día nos alumbramos con la claridad que entra al hogar. Tenemos residentes que están usando oxigeno de tanque, pero nos corremos el chance de brindar un servicio que en cualquier momento puede fallar. Trabajando con una presión adicional, que hogares como el nuestro, no deben estar operando así, por el bien de los residentes”, exclamó Olivero.

El administrador de Hogar Plenitud Dorada fue enfático en decir, que “desde el primer día, se ha llevado el mensaje que los hogares de envejecientes y los hospitales son prioridad. A mi entender, lo que han hecho es llevar su propio mensaje para que el público piense, que eso está sucediendo. La realidad es que no. Aquí no ha venido nadie… Hemos realizado querellas y realizado diversas gestiones para hacernos sentir y nada. Aquí no se ha presentado nadie”, apuntó.

En la actualidad, Hogar Plenitud Dorada cuenta con 86 residentes.

“También, hemos tenido problemas con el agua. De los primeros 40 días, tuvimos agua cinco días. Aunque esta zona tenía agua, hubo una avería cerca de Montecarlo, y para que llegue el agua, depende que las bombas tenga electricidad”, dijo Olivero, quien recordó, que se trasladaban alas casa de los empleados para lavar la ropa y artículos del hogar a mano, ante la falta del anhelado líquido.

“Tuvimos que llevar drones para traerlos con agua y así tenerla para el aseo de los envejecientes y atender las instalaciones. Hemos luchado duro y estamos aquí. Otros lugares han tenido que cerrar, pero nosotros continuamos ofreciendo el servicio. Seguimos trabajando sin luz, ni agua. Lo que me preocupa es, que ya, vamos para 60 días dependiendo de una planta eléctrica. Sobre 40 empleados dependen también, de la planta. Si la planta no funciona se afectan los 86 residentes, porque no le podemos dar el servicio que se merecen”, puntualizó.

El llamado es uno de auxilio y de necesidad. Los 86 residentes del Hogar Plenitud Dorada aguardan por intentar regresar cuanto antes a la normalidad, para muchos de ellos, es cuestión de vida o muerte.

Scroll To Top