Home » Del Tingo al Tango » Lucecita la sin rival

Lucecita la sin rival

Por: Sonny Falú/Para Presencia
sonnyfalu@yahoo.com

El 22 de marzo de 2014 será una fecha que quedará grabada para la historia; APÚNTALO.

Lucecita Benítez (Foto/Suministrada)

Lucecita Benítez
(Foto/Suministrada)

En la noche, a las 8:00 p.m., BELLEZA DE ÉBANO celebra su primera gala anual en el Teatro Tapia donde, además de coronar a la ganadora del primer certamen anual, se estará rindiendo LOAS a 15 mujeres negras puertorriqueñas que por sus vidas exitosas encarnan la victoria de aquellas, nuestras tatarabuelas, que el 22 de marzo de 1873 fueron liberadas del yugo de la esclavitud.

Ese día también se cumplen 45 años del triunfo de LUCECITA BENÍTEZ en el primer festival de la canción latina en México… ¡45 AÑOS! LA VOZ NACIONAL DE PUERTO RICO.

Y ese día, la FUNDACIÓN NACIONAL PARA LA CULTURA POPULAR, a beneficio de la cual celebra Belleza de Ébano, inaugura en la tarde una exposición retrospectiva de la carrera de LA VOZ NACIONAL DE PUERTO RICO. Una voz cualificada por los que saben cómo LA MEJOR VOZ DEL CONTINENTE… y eso es mucho decir, tanto que alguien la llamó “EL REGALO DE PUERTO RICO AL UNIVERSO”.

Yo recuerdo a Lucecita de muy temprano en su carrera. La primera vez, fue en el Teatro Grand de la calle Loíza, cerca del 1962. Esa noche las estrellas del espectáculo eran, directamente de Nueva York, JOE CUBA Y SU SEXTETO CON CHEO FELICIANO. Acudimos mi papá, mi mamá, mi hermana y mi hermano, porque mi hermana tenía un “crush” con el joven Cheo Feliciano (aún no se sabía de su adicción a las drogas). Por esas cosas que suceden en el mundo del espectáculo, el grupo de Joe Cuba tuvo que abrir el show pues tenían que salir para Arecibo a tocar en un baile.

Mis padres decidieron que por el precio del boleto, nos quedaríamos a ver los demás participantes: El trío San Juan y una muchacha, que cuando la presentaron apareció con un traje de noche, guantes negros largos, un moño de rizos y zapatos de tacón en brillo. Traía en sus manos una guitarra. No recuerdo la primera canción que hizo, pero para la segunda “LA BAMBA”, trepó un pie en una silla, para apoyar la guitarra en sus muslos y SE QUEDÓ CON EL SITIO. Saliendo del lugar, mi padre solo acertaba a decir: “ESA MUCHACHA VA A LLEGAR BIEN LEJOS”. Mientras mi corazón brincaba de alegría, pues a mí me había fascinado, y yo era un nene.

Aquella mañana de marzo de 1969, cuando el País se levantó con la noticia del triunfo de Lucecita, (no había cable, ni satélite) mi papá, ufano, comenzó a hacer llamadas telefónicas, comunicándole a todo el mundo “YO LO DIJE, YO LO DIJE”.

Mientras, SYLVIA DE GRASSE, en menos de 24 horas compuso el merengue que llegó a ser número uno en el Hit Parade y que decía: “Es Lucecita la sin rival, la ganadora del festival mundial; a México ella llegó y con su voz los maravilló. De Europa fueron a competir; de la Argentina y también del Brasil, y la jibarita llegó y triunfó, por Puerto Rico, ella ganó. Viva Lucecita, viva, la sin rival. La Ganadora del festival mundial”… ESTO NO PARA.

 

Scroll To Top