Home » Noticias » Madre e hijo: Magna escultura de Botero develada en Condado

Madre e hijo: Magna escultura de Botero develada en Condado

SAN JUAN – Madre e hijo, una monumental escultura de bronce del reconocido artista colombiano Fernando Botero, fue develada en la Plaza del Ancla en Condado.

(Foto/Suministrada)

La empresa de Paulson Co arrienda la Plaza del Ancla al municipio de San Juan.”

“Nos enorgullece presentar la escultura Madre e hijo al pueblo de Puerto Rico y a los visitantes de la Ciudad Capital de San Juan. Esta impresionante obra de arte, colocada frente al mar en Condado y junto a la recién restaurada obra Cardúmen Onírico del artista puertorriqueño Carlos Guzmán, aporta al paisaje y la belleza de la capital”, dijo John Paulson, presidente de Paulson & Company.

La escultura en bronce Madre e hijo, creada por Fernando Botero en el 1991, es una de tres, de seis pies y siete pulgadas de estatura. La obra es un ejemplo de una escena familiar, una madre sentada pacientemente sosteniendo a su hijo en su regazo, donde el tamaño gigantesco y desproporcionado de la madre empequeñece al niño. Como suele ocurrir en la pintura de Botero, la madre parece desconectada de su entorno, perdida en su propia persona y emocionalmente distante de su niño juguetón. 

Fernando Botero, nació en Medellín, Colombia en 1932, es reconocido por su arte y esculturas figurativas. Su estilo único, conocido como “Boterismo”, representa personas y figuras en un volumen grande y exagerado, que en ocasiones puede representar crítica política o humor, dependiendo de la pieza; su arte se puede encontrar en importantes lugares alrededor del mundo, como en Park Avenue en la cuidad de New York y en los Champs-Élysées en París.

Durante la ceremonia se anunció además la restauración de la obra escultórica Cardúmen Onírico del artista puertorriqueño Carlos Guzmán. Dicha obra, en metal rallado y conocida además como los Delfines, fue instalada en el año 2000 en la plaza como parte del proyecto de Arte Público del Municipio de San Juan. Cardumen es una escuela de peces que nadan juntos entre sí y onírico es sinónimo de sueños. Para Guzmán la escultura “simboliza una escuela de delfines que saltan sobre el horizonte en un movimiento y contraste entre la plaza y el deslinde entre el mar y la plaza”.

Paulson además, anunció la apertura de Café Condado en la misma Plaza del Ancla. El restaurante al aire libre y con vista panorámica al mar cuenta con un variado menú internacional con sabor puertorriqueño que incluye: ensaladas, sándwiches, tacos de mariscos, entre otros.  Café Condado estará abierto todos los días desde las 11:00 a.m. hasta las 8:00 p.m.

La empresa de Paulson Co arrienda la Plaza del Ancla al municipio de San Juan.  Como parte del arrendamiento, y con una inversión de aproximadamente $400,000, Paulson Co realizó las siguientes mejoras permanentes a la Plaza del Ancla: restauración de la obra Cardúmen Onírico del artista puertorriqueño Carlos Guzmán, el restaurante y todo su espacio interior (cocina, muebles y equipos nuevos), aceras, luminarias, ornato, sistema de sonido y la siembra de plantas autóctonas nuevas.

Scroll To Top