Maximo Solar Industries: Marca el paso en la energía solar y renovable

27 Sep

Vicente Toledo Rohena
redaccion@presenciapr.com

Máximo Torres, CEO de Maximo Solar Industries. (Foto/Suministrada)

SAN JUAN – El compromiso de brindar eficacia y proveer soluciones de productos y sistemas de energía solar, eléctrica y renovable hace que Maximo Solar Industries marque el paso y continúe su crecimiento y desarrollo en esta industria. Especializados en diseño e instalación de sistema de energía solar y fotovoltaica, la empresa, además de vender sus equipos, pretende educar al cliente sobre los mismos.

Se encuentran esperando para poder servir, ya sea para una consultoría o la necesidad de paneles solares, baterías o el diseño e instalación de un equipo solar y eficiencia energética. Al mismo tiempo, el cliente aprenderá acerca de la energía solar fotovoltaica, los beneficios y aplicaciones.

“Llevo trabajando con la energía solar hace unos 23 años. Siempre he estado en contacto con la energía renovable… Lo que sí ha sido diferente es que en los últimos 10 años, lo que hemos hecho, se convirtió en un proyecto de vida. Comenzamos con dos empleados a tiempo parcial en mi casa y ya somos más de 125 empleados”, dijo Máximo Torres, CEO de Maximo Solar Industries.

La empresa, presta a cumplir 10 años de servicio, cuenta con operaciones en San Juan, Humacao (centro de manufactura), Aguadilla, Arecibo y en estos días abre servicio en Ponce.

“Aguadilla fue donde nació la empresa. Son 10,000 pies cuadrado de almacenamiento. Ahí es donde se recibe mayormente la mercancía”, explicó Torres, quien comentó que también tienen una tienda en Florida, Estados Unidos.

“Mi esposa y yo somos unos apasionados de la energía renovable hace más de 20 años. Cuando quisimos hacer la empresa, deseaba abrir un negocio sobre lo que había estudiado y lo que me gustara hacer… para ponerle pasión y transformar la vida de las personas y futuras generaciones. No solamente vender un equipo, sino impactar a esas personas con la utilización de energía renovable. La energía no estaba siendo considerada como debía ser. Siempre tenía la perspectiva que la energía renovable era más importante de lo que creían”, señaló Torres.

“Hace un año, nos tocó vivir la experiencia con el huracán María, y muchas personas se dieron cuenta que no estaban preparados. Puerto Rico se convirtió en un foco mundial y todo el mundo está esperando a ver, qué hace Puerto Rico, hacia dónde se transforma Puerto Rico, y nosotros queremos ser parte de esa transformación”, dijo.

Torres detalló que cuando llegó el huracán fueron privilegiados, porque tenían bastante inventario, suministro surtido de materiales y que pudo satisfacer las necesidades de muchos clientes.

“De igual manera, nos montamos en un avión y fuimos hacer negociaciones a California y diferentes manufactureros en Estados Unidos para proveer un suplido consistente. Había una necesidad, la gente estaba buscando productos y opciones; y en ese momento teníamos bastantes productos, pero sabíamos que en algún momento se acabaría y pusimos estas alianzas a correr con diferentes empresas que trabajan los productos de energía renovable”, sostuvo.

“Hicimos un esfuerzo de tratar de maximizar. Levantamos un equipo de servicio, para la gente que tenía el equipo, pero quería asegurarse de que estuviera trabajando otros necesitaban alguna revisión, otros necesitaban una reparación menor, pero nos esforzamos por montar este grupo de servicio más agresivo y desde el huracán María para acá, llevamos como 2,000 servicios”, comentó Torres, quien dijo que clientes nuevos llegaron de otras empresas en busca de servicio.

Siempre personas que desean ser parte de esta industria se han quejado del asunto de los permisos y las trabas que existen, en especial a las que tienen que ver con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). Torres mencionó que “pudimos lograr una colaboración extensa con otras empresas y lograr la creación de la ley 133, que digitalizaba los procesos de la AEE asociados a energía solar… hoy día, se puede completar un proyecto con todos los permisos en 60 o 90 días”.

El CEO de Maximo Solar Industries señaló que la primera fase es educar al cliente, hacerle entender cuál es su necesidad. Si desea un equipo para ahorrar electricidad o un equipo para responder a emergencias.

“Hay personas que quieren que la nevera esté funcionando, un televisor, luces… Hay otros que quieren integrarlo a una planta eléctrica, que toda la casa sea suplida de energía solar y batería; todo depende de lo que esté buscando la persona. También, le presentamos alternativas… Se necesita saber qué es lo que tiene el cliente en su casa, cuanto está pagando de luz y una vez el cliente está bastante definido y se tengan los permisos, se comienza la instalación”, explicó.

También habló sobre la ‘Fundación Somos Solar’ la cual opera separada de la empresa para asegurarse que la función que tiene, opere como una organización sin fines de lucro. Hace donaciones a diversos proyectos de base comunitaria.

“Muchas veces podemos lograr colaborar en combinación con otras fundaciones en Puerto Rico, que nos permita alcanzar a más personas con las soluciones que podemos ofrecerles. Les hacemos precios preferenciales a estas fundaciones y le ofrecemos un mejor precio, porque es una labor comunitaria. A otra le traemos equipo de instalación. Por ejemplo, la fundación Concovada, en Añasco, es una organización comunitaria que tenían un sistema solar para la bomba, para ahorrar, pero no tenían para trabajar cuando se fuera la luz, no tenían batería, nada más que una planta. Aportamos el 65% del proyecto, pudimos traer un sistema con batería y ahora están preparados para lo que pase”, apuntó Torres, que también dijo que la Fundación hizo lo mismo en Toro Negro, ayudando a 28 familias.

Por otro lado, el director de Mercadeo y Ventas de la empresa, Derlin Muñoz, aseguró que luego del huracán han llegado a ellos personas de una manera abrumadora.

“La gente llegó a las tiendas con la misma frecuencia que los que estaban buscando gasolina. Nosotros tuvimos en la tienda filas largas de personas viendo que la energía solar y baterías ya son seguras. Venían buscando soluciones y hacer una inversión. Toda esa revolución de gente permitió que la industria de energía solar, un mercado como el Caribe que tiene tanta producción solar, miremos a ese camino. Podamos ver que estamos desperdiciando un recurso. Vieron que las plantas eléctricas no son para funcionamiento de 24 horas, pero sí la energía solar y baterías permiten que el cliente se independice, tenga seguridad, y a la a misma vez que ahorre”, dijo Muñoz.

Mencionó que “este equipo trae varios componentes: placas solares, sistema de anclaje donde se ubican las placas, existen diversas clases de batería; distintos precios y niveles de garantía. Ya han visto que la energía solar está probada; llevamos diez años instalando baterías y placas solares. A la verdad ha sido un movimiento mundial, y nosotros no podemos ser la excepción”, terminó diciendo Muñoz.