Home » A tu salud » Meriendas saludables: Importante la nutrición en el regreso a clases

Meriendas saludables: Importante la nutrición en el regreso a clases

La merienda es el aporte nutritivo que necesita un niño durante un intervalo de tiempo que transcurre entre la comida del mediodía y la cena, y que puede resultar demasiado amplio. Los niños necesitan un reparto uniforme de la energía y de los nutrientes en relación a las actividades diarias que realizan, evitando lapsus de tiempo demasiado extensos.

(Foto/Suministrada)

(Foto/Suministrada)

Tomar algo a media tarde supone una ventaja nutricional, ya que garantiza el mantenimiento de niveles constantes de glucosa en sangre y evita el consumo de las reservas propias del organismo.

Además, debido a que el aparato digestivo de los niños todavía está en pleno periodo de maduración y desarrollo, su organismo no está suficientemente preparado para estar muchas horas sin comer.

La merienda supone un paréntesis y una recarga de energía muy útil y necesaria para continuar la jornada o para emprender una serie de actividades que requieren un esfuerzo psíquico y/o físico como es el caso de las actividades extraescolares realizadas por niños y adolescentes, por ejemplo.

Por otra parte, una merienda adecuada ayuda a controlar el sobrepeso, ya que siempre es un recurso eficaz para calmar el apetito y no llegar a la cena con demasiada hambre.

Reglas para una buena merienda infantil

1. Moderación. Las cantidades a ingerir no deben ser excesivas para evitar el exceso de calorías o anular el hambre para la cena. Se debe cuidar tanto el tipo de alimentos como la ración de los mismos.

2. Digestión. Evita que la merienda interfiera en el proceso de digestión de la comida del mediodía. Debe estar lo suficientemente alejada de la misma y no tomarse demasiado tarde para impedir que niño no tenga hambre a la hora de la cena.

¡Una buena merienda para los niños!

Básicamente, una buena merienda debe incluir leche o derivados, fruta y cereales. Esta ingesta a media tarde puede ser una buena oportunidad de completar las raciones diarias recomendadas de frutas, cereales y lácteos. La merienda debe incluir alimentos variados y ricos en nutrientes.

Es recomendable moderar el consumo de alimentos excesivamente calóricos o ricos en grasas saturadas y azúcares refinados, que pueden resultar perjudiciales si se toman en exceso y pueden ocasionar sobrepeso y obesidad, así como otras patologías.

Fuente: Guía Infantil

Algunas ideas de meriendas son:

  • Galletas nutritivas con un vasito de yogurt
  • Pan pita pequeño relleno con pollo y apio picado
  • Canastitas rellenas de atún y zanahoria rallada
  • Manzana en rebanadas o tiritas de apio con mantequilla de maní
  • Taquitos de pollo, queso o frijoles molidos en tortillas medianas de maíz
  • Mini pizzas con tomate, queso, jamón bajo en grasa y vegetales

Datos de Nutridep

 

Scroll To Top