Home » Editorial » Dios te ayuda lograr tus metas

Dios te ayuda lograr tus metas

Por: Apóstol Yanick S. Quiles/ Para Presencia

Bendiciones para ti, que nos lees en este día.

Estamos recién comenzando un nuevo año y sabemos que Dios ha prometido para todos grandes bendiciones. Como muchos, ya  nos hemos puesto algunas  metas, ya sea a corto o largo plazo. Una de las más comunes, y de la que deseo compartir contigo hoy es, “quiero bajar de peso este año”. Entonces llega una nube de preguntas: ¿Cómo lo logro? ¿Realmente podré? Aquí es donde intervengo contigo.

Sabes, la nube de excusas nos ha visitado a todos, pero hoy deseo decirte que no estás solo en tu proceso, habremos muchos tratando de lograr esta meta.

Aunque cada cual –por razones diferentes – deseamos el mismo fin, sabes que ya tienes lo primero: estás leyendo. Segundo, se tiene a sí mismo, y si estás leyendo esto, significa que te amas. ¿Qué hacer? Primero mírate como la más hermosa creación de Dios.

¿Cómo? Conseguirlo con tu fe, tu disposición y con fuerza de voluntad. Nadie va a amarte más que tú mismo y el que te creó: Dios.

Necesitas reencontrarte con la fe que tienes dentro. Necesitas reencontrarte cada día con tus promesas y tener presente las promesas de Dios para ti. Él desea que estés bien en todas las cosas, eso incluye tu salud. ¿Cuál es tu compromiso para llegar a la meta? Necesitas encontrarte con personas que tengan metas parecidas.

Sobre todo saber que en este asunto de salud es primordial amarte a ti mismo.  El único que puede cambiar las cosas eres tú. Tal vez nunca hayas visitado un gimnasio y te asuste ver gente más delgada que tú. Pierde cuidado, tal vez una vez fueron como tú. No permitas que esto te atrase. Tú eres el único que tiene poder para detener tus metas y sueños.

Como la gran historia de David y Goliat, no permitas que tus metas se vean pequeñas. Pues ya Dios te ha provisto de los elementos que necesitas. Sólo inclínate y toma tus cinco piedrecitas lizas ósea procesadas y derribarás al gigante del temor.

Esto nos recuerda al Apóstol Pablo cuando dijo, “puede que este, derribado pero seguro, no estoy destruido; tengo a mi mismo y tengo a Dios de mi lado para lograr lo que depositó en mi”.

Este nuevo año te ofrece la oportunidad de extenderte a nuevos caminos y a entrar por puertas nuevas, conoce cuales son las ventajas de cuidarte, sólo cierra los ojos y mírate cómo deseas verte, en la imaginación es posible. Quiere decir que la vida real sólo espera que tú logres hoy lo que está en tu corazón.

Creo que ya vamos entendiendo el punto. Tu eres la persona más importante hoy, pues claro, eres un soñador y estas decidido a dar el paso. Pero no por nadie más, que no seas tú. Recuerda, tu cuerpo es contenedor del gran poder de Dios.

Sabes que la fe es el ingrediente activo, y si lo crees, hay una nueva noticia para ti, tu fe te moverá hasta alcanzar tu meta. Sabes que si tienes fe como un grano de mostaza, no habrá montaña que te detenga. Hoy, lo más importante es ser persistente y resistir. Puede que tengas duros comienzos, que te haya tocado vivir experiencias difíciles, pero hoy, juntos, no miraremos tu inicio. Nosotros, Dios y muchos más nos unimos contigo en la línea de llegada.

Hoy es el día que comienzas a sacar de tu vida todo temor, ansiedad y miedo, y le garantizo que en verano no te conocerás. Primero porque en Cristo has recuperado tu confianza en ti mismo, pues Él nunca te abandonará. No te conformes con lo bueno, hay algo mejor para ti. En tu cuerpo, mente y espíritu, se llama fe en ti mismo y en Dios.

Hoy recuperas lo que pensaste que perdiste. Puede que este día sea el primer día de tu más grande victoria.

Garantizado este tratamiento de fe, estás en las mejores manos, las de un Dios que te ama y jamás abandona a sus hijos

Recuerda, resiste.

Gracias,
Apóstol Yanick S. Quiles

Scroll To Top