Home » Noticias » Molestia por intervención de abogado en caso Ramón Luis Rodríguez

Molestia por intervención de abogado en caso Ramón Luis Rodríguez

Licenciado Ernie Cabán. (Foto/Suministrada)

SAN JUAN – La intervención de un abogado en el caso de violencia doméstica del representante Ramón Luis Rodríguez Ruiz para que la víctima cambiara la versión de los hechos, levanta molestia e incomodidad del oficial investigador Ernie Cabán, contratado por la Cámara de Representantes para realizar una pesquisa sobre este caso.

“No es lo que me haya llamado la atención. Es que me molestó. Es la intervención en una investigación. Me molestó. Quizás es que sigo con el sentimiento de cuando trabajaba en la Fiscalía que se prohibía la intervención en una investigación. Los casos se resuelven en el tribunal. Los casos no se intervienen. La intervención que provocó que la dama se retractara es el punto que más me incomodó y me molestó, además de la agresión a la dama”, dijo Cabán en una entrevista radial (WKAQ).

Trascendió que el abogado fue identificado como Nicolás Ramos, quien es un conocido amigo de la víctima. “Había un interés de parte de ella. Estaba obviamente apoyada por los agentes de Violencia Doméstia. Se sentía con un grado de seguridad. Estaba dispuesta a solicitar una orden de protección pero intervino un abogado que llegó hasta al lugar y habló con ella. Después que habló con ella, la dama cambió, retiró el interés y desistió de la orden de protección… Luego de la conversación con él, todo cambió”, afirmó Cabán.

El investigador afirmó que su pesquisa tomó 27 días en los que entrevistó a 27 personas, examinó más de 30 documentos y realizó cinco viajes a la zona sur y que arrojó que Rodríguez Ruiz fue quien agredió a la mujer en la cara en varias ocasiones en hechos ocurridos el 10 de noviembre en Santa Isabel.

“Hay una cosa que me lleva a mi a conlcuir de manera inequívoca, categórica, que no hay duda de que el agresor de la dama fue el represenante. Es el hecho de que no existen motivación ni problemas alrededor de esa dama de ninguna clase. La relación con los padres de sus nenes, es una relación buena, una relación cordial. No hay pleitos pendientes de custodia, de relaciones paterno filiales, de pensión. De nada. No hay problemas entre vecinos. En el anterior empleo, no tenía ningún tipo problemas. No se identificó absolutamente nada ni ninguna persona que pudiera haber atentado contra esa dama”, dijo Cabán.

Por otro lado, dijo que “resulta obvio que si yo fallé en esa interpretación y hubiera existido una tercera persona que la agredió, no hubiera existido ningún tipo de motivación para ella reservarse el nombre y exponerse a que su jefe sufra las consecuencias que está sufriendo”.

“(Rodríguez Ruiz) no dijo la verdad cuando dijo que no tenía conocimiento de la situación… Ella no dice la verdad pero yo la entiendo a ella perfectamente. Es una víctima de Ley 54. Entiendo perfectamente su comportamiento y hasta un tanto la justifico por la situación que enfrenta la dama”, explicó en reacción a expresiones de la mujer en una conferencia de prensa en la que dijo que el legislador no fue su agresor.

Cabán además dijo tener la bitácora de las llamadas telefónicas que se produjeron entre el legislador y la víctima el día de los hechos.

“Estaban trabajando ese día y tuvieron unas diferencias que no se han identificado en específico cuáles son, pero provocaron que la dama no le contestara las llamadas reiteradas del representante… Eso está documentado y eso está corroborado. Alrededor de las 11:00 de la noche es la última llamada que realiza el representante. A las 11:30 aproximadamente ocurren los hechos de agresión y después de eso no hay ninguna llamada adicional del representante”, detalló.

Según relató, la mujer iba de camino a Santa Isabel, cuando el representante se le cruzó en el camino y le preguntó dónde se encontraba. La mujer dijo que estaba en el barrio Paso Seco, pero el legislador no le creyó. “(El represenante) se sale de su vehículo y la agrede con los puños en el rostro a ella. Ella en un intento de salir, le toma un tiempo poder salir, hasta que logra acelerar el vehículo, inicia su marcha y llega a la casa de sus padres”, mencionó.

Asimismo, Cabán detalló que al día siguiente de los hechos, la mujer sentía dolor en el área del oído por los golpes y que en lugar de acudir al hospital de Santa Isabel o al de Coamo, acudió al hospital de Guayama, donde el representante no tenía jurisdicción.

“En un principio la dama no quería revelar el nombre del representante por temor a la prensa, a la opinión pública y lo que se podía generar. Pero una vez está allí el agente, entra al hospital porque es el hospital quien alerta a la Policía que hay una situación de agresión reportada en sala de emergencias. Cuando acude el agente, ella le manifiesta quien es el agresor, pero los agentes no conocían quien era el representante… Posteriormente le muestra la foto del agresor a la Policía. Se le entrega un documento en el que ella identifica al agresor. Esto fue en Guayama. (Los agentes) se dan cuenta que los hechos ocurren en Santa Isabel y llaman a la Unidad de Violencia Doméstica de Ponce que es quien tiene jurisdicción. Se trasladan los agentes de Violencia Doméstica al hospital y allí la dama vuelve y narra los hechos y vuelve y corrobora quien es el agresor. O sea. A cinco agentes en tiempos distintos, en circunstancias distintas que ella narró los hechos e identificó al agresor”, dijo el exfiscal.

Según la pesquisa de Cabán, no se pudieron identificar incidentes ni patrones de conducta agresivos del representante en episodios previos, más allá de alegaciones que no se pudieron corroborar.

Esta pesquisa fue encomendada por el presidente cameral, Carlos “Johnny” Méndez, quien había adelantado que los resultados de la misma provocarían la expulsión del legislador de la Cámara. Rodríguez Ruiz fue removido del caucus de mayoría, pero éste insiste en mantener su escaño.

Scroll To Top