Home » Gobierno y política » ¡Nacarile! de Ricardo Ramos volver a la AEE

¡Nacarile! de Ricardo Ramos volver a la AEE

Ricardo Ramos Rodríguez, director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). (Foto/Suministrada)

SAN JUAN – El exdirector de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Ricardo Ramos rechazó regresar a dirigir esa corporación pública, luego que la pasada semana se quedar sin director y sin varios miembros de su Junta de Gobierno por el revuelo causado por el “sueldo de sacrificio” de 750 mil dólares del designador director ejecutivo, Rafael Díaz Granados.

“No. Ya yo tuve mi turno al bate y se encaminaron unos proyectos. Realmente el plan de transformación, por lo menos en la parte técnica de cómo se debe ver esa Autoridad hacia el futuro. Eso ya está hecho y me causa mucha satisfacción que sigue vivo ese plan. La parte mala es que con los cambios que ha habido de directores ejecutivos, crea atrasos en la implementación de dicho plan”, dijo Ramos en entrevista radial (WKAQ).

Ramos renunció a su cargo en noviembre pasado luego de la controversia desatada por la contratación de la empresa extranjera Whitefish para las labores de restauración del sistema eléctrico devastado por el huracán María.

No obstante, el exdirector de la AEE aseguró que hay buenos candidatos en el país para dirigir la dependencia pública. “Los hay. Que no quepa duda que los hay… No necesariamente (tiene que ser una persona de afuera de la Autoridad). Yo creo que hay gente que tiene experiencia, que estuvo en la Autoridad, que ha estado involucrado en el campo de la energía. Ciertamente debe tener experiencia en el campo de la energía y una capacidad gerencial fuerte. El principal fuerte es que como el proyecto de transformación está a medias, es difícil entrar a la Autoridad y no haber estado allí por mucho tiempo”, señaló.

“En ese sentido, alguien de adentro o alguien que se haya ido recientemente de la Autoridad, es un buen candidato… Es de allí, ya conoce quienes son de dónde, quién va pa’ cuando…”, agregó.

Mientras, Elí Díaz Atienza, quien es el presidente de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), fue escogido como presidente de la Junta de Gobierno de la AEE la pasada semana luego de la polémica que culminó con la salida de Díaz Granados que ganaría un “sueldo de sacrificio” de 750 mil dólares anuales y de la salida de la mayoría de los miembros del ente rector de la AEE. Walter Higgins, tercero renunció también a su cargo por no llegarse a un acuerdo sobre su compensación, pero permanecerá en el cargo mientras se escoge un nuevo director.

“Ciertamente no fue un buen día el jueves pasado para la Autoridad ni para el pueblo de Puerto Rico. Lo que yo veo extraño es que no fue un buen día y realmente cuando vas a la esencia del análisis, nadie hizo nada malo”, opinó Ramos.

Afirmó que Díaz Atienza tiene la capacidad para liderar la AEE. “Excelentísimo. Elí Díaz ha demostrado ser un administrador de primer orden, además de que es una persona muy humilde con mucha empatía hacia el pueblo… Él tiene la capacidad. Le recomiendo que se rodee de gente que sepa mucho más del campo de energía, pero administrativamente Eli tiene todos los atributos para presidir esa Junta”, dijo.

Entretanto, pidió a los legisladores que revisen la Ley 4 de 2016 que “claramente” establece que a los oficiales ejecutivos de la Autoridad hay que pagarle según el estándar de la industria”. “Aparentemente, nunca verificaron cuál era el estándar de la industria. Tanto el sueldo de Higgins con el bono, como lo que le ofrecieron a Díaz Granados están por debajo del estándar de la industria”, precisó.

Indicó que los celadores están a 35 por ciento por debajo del estándar de la industria, lo que ha incidido en una baja en este tipo de trabajadores. Han perdido sobre 4 mil empleados de los que el 85 por ciento son empleados en plazas técnicas. Asimismo, detalló que la fórmula de la American Public Power Association sugiere que el salario del director de la AEE sea de un millón 66 mil dólares al año.

“El gobernador, entiendo que había dado la independencia que la Junta tiene. Pero eso no le ha gustado a la gente. Si estuviera completamente enterado es que está metido ahí y no sería lo que se estaba buscando con la Ley 57 que es una independencia de la parte política con la parte operacional…”, dijo Ramos.

“Es obvio que el pueblo no acepta esa cantidad de salario (de 750 mil dólares)… El pueblo habla y el pueblo se expresa. El gobernador representa al pueblo. Yo creo que ahí es que viene la decisión aunque el pueblo no la acepta. Él tomó la decisión y pidió a la Junta que ajustaran el salario para que fuera más asequible o que renunciaran y ellos tomaron la decisión de renunciar. El gobernador lo hizo bien y la Junta lo hizo bien”, acotó.

Dijo que Díaz Granados era un profesional con una capacidad gerencial “brutal”.

Scroll To Top