Negocios en Piñones se reinventan por el COVID-19

30 Apr

Jayleen Rodriguez
jayleen.rodriguez@presenciapr.com

LOÍZA – El pasado fin de semana se fueron virales -por las redes sociales- unas fotografías que presentaban mucho tránsito vehicular en la carretera #187 en Piñones, Loíza, a pesar del toque de queda. Y es que varios negocios de esa conocida zona gastronómica comenzaron a reabrir sus puertas, pero de una forma distinta. En medio de la emergencia que vivimos por el coronavirus COVID-19, la dueña del negocio conocido como Kiosko El Boricua explicó los protocolos que han tomado para seguir produciendo en medio de la pandemia.

“Desde que hice el anuncio a través de las redes sociales diciendo que estaríamos operando en horario especial de jueves a domingo de 9:00 a.m. a 5:00 p.m., nuestros seguidores comenzaron a comentar y fueron muchos los mensajes que recibimos porque nuestro negocio es bien conocido y siempre está lleno, por eso tomamos medidas de precaución para salvaguardar tanto a nuestros empleados como a nuestros clientes”, dijo la empresaria Eva Rodriguez Clemente.

“Quiero aclarar que desde que abrimos nuestro negocio el pasado jueves establecimos unos protocolos para salvaguardar tanto a nuestros empleados como a los consumidores, y me consta que ni en mi negocio ni en ningún negocio de Piñones la gente se está bajando a hacer filas fuera de sus vehículos. Las fotos que están compartiendo de personas haciendo filas fuera de sus vehículos son fotos viejas”, aseguró.

El ‘Kiosko El Boricua’ no está permitiendo que ninguna persona se baje de su vehículo, incluso se les exige el uso mascarilla y guantes a cada persona que vaya buscar sus órdenes. También se estableció la dinámica de servi-carro. Los consumidores hacen la fila en su vehículo y cuando le toca su turno hace la orden o pide la orden que ya hizo previamente por celular y se le entrega su comida directamente a su carro.

“Reabrimos por nuestros empleados, ellos tienen familias y no han recibido ningún tipo de ayuda y por ellos tomamos la decisión de abrir, pero estamos atendiendo pocas personas en el negocio, en la cocina tenemos cuatro personas en la producción de las frituras y tres personas haciendo las órdenes desde los carros”, explicó la dueña del Kiosco El Boricua, en Piñones.

Por otro lado, la alcaldesa de Loíza, Julia Nazario Fuentes, sostuvo que los residentes de Torrecilla Baja, que incluye los sectores de Piñones y La Torre, han cumplido con el llamado al aislamiento social y al toque de queda, pero que el tapón es causado por las personas que se quedan en la zona.

Ante esta situación, determinó que, a partir del próximo fin de semana, restablecerá los ‘Puntos de Seguridad, Salud y Bienestar Loiceños’, en esta ocasión para orientar a los visitantes sobre el peligro al que se exponen. Dicha iniciativa se inició el lunes, 6 de abril y se extendió hasta el sábado, 11 de abril. “Tenemos que volver a esto porque hay gente que no está siendo responsable y de manera egoísta pretende darle prioridad a dar vuelta, por encima de su seguridad y la de sus semejantes”, añadió Nazario Fuentes.