No tienen sirenas que alertan tsunami

21 Mar

“No vamos a quejarnos y vamos a actuar”- Julia Nazario, alcaldesa de Loíza.

(Foto/Suministrada)

Vicente Toledo Rohena
redaccion@presenciapr.com

LOÍZA – En días pasados, Puerto Rico sintió un temblor que se registró cercano al área de Guayama y muchas personas manifestaron su preocupación por el mismo, que originalmente informaron que fue de 4.8 en la escala de Richter y luego se dijo que fue de 4.6. Independiente la escala de lo que se sintió pone a Puerto Rico en sobre aviso que en cualquier momento podríamos experimentar un sismo de mayor magnitud. En la ‘isla del encanto’ hace más de 100 años que no se registra un terremoto. PRESENCIA se comunicó con la alcaldesa de Loíza, Julia Nazario, para investigar cuán preparado está su municipio.

“No tenemos ni una sola sirena en función y la Red Sísmica tiene conocimiento de esto. Tenemos la certificación de Tsunami Ready, pero la realidad es que no estamos ready. Un 89% de nuestra población vive muy cerca del mar así que la Red Sísmica ha declarado Loíza es el pueblo más vulnerable en caso de un tsunami”, dijo Nazario

Cabe señalar, que la gestión de tener operando las sirenas de aviso de tsunami es una responsabilidad de la Red Sísmica y no del municipio.
No es menos cierto que, aunque la totalidad de los municipios de Puerto Rico sufrieron graves daños ante el paso de los huracanes Irma y María, el pueblo de Loíza fue uno de los más afectados por la fragilidad de sus estructuras y las cercanías a los cuerpos de agua. A preguntas de PRESENCIA, Nazario habló de las medidas que están realizando a estos fines.

“Ya desde el 1ro de abril comenzamos con los preparativos para la nueva temporada de huracanes. La prioridad es la limpieza de los cuerpos de agua, las alcantarillas y comenzar el proceso de orientar a la comunidad sobre el plan de acción de que ocurriera otro huracán”, explicó la alcaldesa, con preocupación de que al presente todavía queda mucha gente con toldos azules.

“Cuando (los huracanes) Irma y María, fuimos uno de los primeros municipios en alertar a la población y activar el Centro de Operaciones de Emergencia (COE). De hecho, el gobernador llegó a una de nuestras reuniones, porque fue el primer municipio haciendo gestiones para prepararnos”, recordó.

La alcaldesa dijo que le preocupa la realidad de lo frágil de las infraestructuras en el municipio.

“No puedo tener la alcaldía como COE, porque la misma estructura está en riesgo. Yo tengo un toldo azul en la alcaldía. La escuela que solicitamos para prepararnos y utilizarla como COE, el gobierno nos las negó. Lo que queríamos era habitar allí un centro de servicios, pues aquí tenemos que hacer de tripas corazones. No vamos a quejarnos y vamos a actuar. Seguimos buscando opciones para tener un COE respetable donde podamos dar servicio a la ciudadanía, ya que todas las viviendas están frágiles, si no colapsaron cuando Irma o María, podrían colapsar ante la llegada de otro fenómeno atmosférico”, puntualizó la primera ejecutiva municipal.