Home » Editorial » Nuestras “locas” resoluciones para el 2015

Nuestras “locas” resoluciones para el 2015

Por: Javier Donate y Cindy Stalker
Autores del libro Matrimonios a Prueba de Cuernos
www.JavierDonate.com
787-643-4709

Apenas comienza el nuevo año y mucha gente hace sus resoluciones. Creemos que es importante tenerlas por escrito pues esto nos ayuda a tomar decisiones acertadas en los próximos 365 días. Además, son una herramienta para al final evaluar como avanzamos. Aquí les compartimos nuestras “locas” resoluciones para el 2015.

  1. Tener menos cosas

Creemos que esto puede parecer una resolución loca ya que la mayoría de la gente a principio de cada año se proponen cosas tales como: comprar un carro nuevo, renovar los muebles de la casa o cambiar el Iphone 5 por el 6S tan pronto salga al mercado. Nosotros, por el contrario, hemos llegado a la conclusión que se vive mejor cuando tienes menos objetos en tu vida que te requieren gastos, cuidado y estrés. Esta mentalidad es la que nos permitió salir de todas nuestras deudas. Por eso seguimos decididos en invertir nuestro tiempo, energía y dinero en viajar, disfrutar en familia y en servir a Dios. Queremos enfocarnos en amar a la gente no a las cosa y vivir en libertad. Comprar vivencias, no más artilugios. Llenar nuestra vida con historias que contar y no con cosas que mostrar.

  1. Continuar sin trabajar

Antes que pongas el grito en el cielo y nos acuses de vagos o haraganes, déjanos explicarte. Llevamos quince años viviendo sin trabajar ya que nos dedicamos a hacer algo que nos apasiona y nos divierte. No consideramos como un trabajo levantarnos de madrugada y llegar a un teatro para una presentación a estudiantes universitarios o de escuela superior. Tener una conferencia en una cena del grupo de matrimonios de una iglesia o hacer una gira de dos meses fuera de Puerto Rico lo consideramos tan divertido que es como un “hobbie”. Compartir un mensaje de fe y esperanza con la gente es una asignación de vida para nosotros no un trabajo. De hecho, cuando dejamos de trabajar fue cuando comenzamos a generar un mejor ingreso, por eso digo que continuaremos sin trabajar. Alguien dijo: “dedícate a lo que te apasiona y no trabajarás ni un solo día de tu vida”.

  1. Hacer más el amor

Esta es una resolución que creo que casi nadie hace, pero es muy importante. Muchas parejas con sus ritmos de vida altamente estresantes dejan de besarse y se distancian afectivamente el uno del otro. Después de un día de tantas demandas llegan a la cama agotados y sin deseo sexual. Así pasan las semanas y los meses sin darse cuenta que esto es trágico para la relación. Por eso cuidamos nuestro matrimonio y una buena estrategia es hacer el amor más a menudo.

  1. Tratar de amar a los “tontos” que nos han intentado hacernos daño

Estamos convencidos de que si queremos ser verdaderamente felices, no podemos estar enojados con nadie. Tener rencor o peor aún tener odio con una persona es como tomar veneno esperando que esa persona muera. Estas emociones tóxicas envenenan el corazón. Por eso hemos perdonado las ofensas y hemos pedido perdón a todos los que en nuestro conocimiento hemos ofendido. No hay nada mejor que comenzar un nuevo año en paz con Dios y con el prójimo. ¡Y ya lo sé…!!!!, tengo que dejar de llamarles “tontos”. ¡Lol!

  1. Hablar todos los días con Alguien invisible

Dicen que solo los locos hablan con alguien invisible. Pero no creas, también la gente de fe lo hace. Hablamos con Alguien invisible, pero esta persona es real. Quiero cada mañana hablar con mi amigo Jesús. No lo veo pero sé que me escucha. He visto muchísimas veces sus milagros en mi vida y las respuestas a mis oraciones. Por eso quiero hablar con Él en cada momento, aunque parezca un loco como me ha pasado en varias ocasiones que alguien me mira raro cuando me ve hablando “solo”.

“Porque si estamos locos, es para Dios”
2 Corintios 5:13

Scroll To Top