Home » Editorial » Opinión: Ya veremos de qué cuero salen más correas

Opinión: Ya veremos de qué cuero salen más correas

Juan José Díaz Díaz / consultor de política y comunicaciones
Especial para Presencia

Mientras la mayoría de los analistas hacen sus proyecciones de cara a las elecciones del 8 de noviembre, y nos dicen quiénes – según sus evaluaciones – resultarán electos para dirigir los destinos de nuestra patria (sonó bonito eso, ¿verdad?), hay tres factores que determinarán el resultado final en las urnas, y que muy pocos están tomando en consideración.

Juan José Díaz Díaz. (Foto/suminsitrada)

Juan José Díaz Díaz. (Foto/suminsitrada)

Si los feligreses cumplen su palabra, y salen a votar como aseguran sus líderes que lo harán, entonces sí que será un evento histórico.”

Estos tres factores, yo los clasifico (por mis pantalones, y no como resultado de alguna fórmula científica) en las categorías de espejismo, novedad, y sorpresa.

Espejismo: Las candidaturas independientes. Son muchos los que afirman que las candidaturas de Alexandra Lúgaro y Manuel Cidre, serán las que decidan las elecciones. El problema con esta afirmación, es que se ha querido establecer que la fuerza de estos candidatos es “histórica”, cuando la verdad es que nunca antes hemos tenido candidatos independientes a la Gobernación. O sea, no hay comparables para respaldar la misma.

Entonces, ¿cuál es la realidad de estas candidaturas? Bueno, que aquellos electores que no quieren que se les identifique con un partido político en particular (aún si son populares o penepés reventaos), tienen en ellos la salida perfecta. Sin embargo, a base de lo que ha sido el comportamiento histórico del elector boricua, es muy probable que un por ciento altísimo de los que hoy “respaldan” esas candidaturas, terminen votando por los partidos tradicionales, una vez tengan la palmita o la pavita de frente. ¡Apúntenlo!

Novedad: Los jóvenes. Gracias al impacto de las redes sociales, y al hecho de que los tres candidatos a la Gobernación que están al frente en las encuestas, ninguno llega a los 40 años de edad, un enorme sector de la juventud se ha visto atraído, como nunca antes, para votar en estas próximas elecciones. Habrá que ver si aguantan hacer las largas filas en los colegios, pero, si lo hacen, cosas interesantes podrían suceder.

Sorpresa: La comunidad cristiana. Sí, ese sector que es una súper mayoría en Puerto Rico, que ha demostrado tener una capacidad increíble para movilizarse, y que, sin mucho esfuerzo, llevan a más de un cuarto de millón de personas a protestar frente al Capitolio, podría ser la gran sorpresa en esta elección. No es un secreto, que los líderes religiosos están bien molestos con esta Administración, por las leyes y reglamentos aprobados durante estos casi cuatro años, y que entienden que atentan contra la institución de la Iglesia, la Familia, y los valores cristianos en Puerto Rico.

Tampoco es un secreto, que los cristianos tienden a votar por el partido político de su preferencia, independientemente de lo que le pida su pastor, sacerdote o líder de congregación. Sin embargo, se ha visto una actividad sin precedentes en estos últimos meses, donde el liderato religioso ha cerrado filas con un sinnúmero de candidatos, principalmente, del Partido Nuevo Progresista, incluyendo al Dr. Ricardo Rosselló. Si los feligreses cumplen su palabra, y salen a votar como aseguran sus líderes que lo harán, entonces sí que será un evento histórico.

En fin, son estos tres factores los que definirán el resultado final de las elecciones, así que, como dice el jíbaro de campo, ya veremos de qué cuero salen más correas.

Scroll To Top