Home » Editorial » Oren en vez de discutir

Oren en vez de discutir

Por: Pastores Walter y Alba Pérez

Muchas veces, uno de los cónyuges está dispuesto a confiar en Dios en cuanto a las finanzas, para llevar a cabo el principio bíblico de 1 Timoteo 5:8.

Hay que aprender a confiar en Dios, no hay otra forma de lograrlo. La confianza es parte de saber esperar sabiendo que la respuesta es positiva. Tengo que poner en práctica sabiendo, estando seguro del resultado final. Hay respuestas que no vamos a tener si nosotros primero no somos atrevidos.

Pastor Walter PérezLas personas no deben perder de vista lo más importante: su unidad, su edificación, el bienestar de su casa, de su familia; es el propósito principal. Debemos de trabajar en todo aquello que forma parte de nuestros planes.

Si hoy todavía no tienes claro el propósito de tu oración, debes buscarlo ahora. La visión empieza en la vida de pareja donde empezamos y a dónde queremos llegar.

El dinero debe ser utilizado para desarrollar una relación más estrecha entre los cónyuges, no para dividir. Si la economía divide, el sentimiento no es correcto. Muchos han dejado que la economía ocupe el primer lugar y no el amor que nos tenemos. Dios quiere que organicemos las prioridades.

Dice Howard: “Si la esposa quiere dar el diezmo, pero el marido es reacio a dar un centavo, yo no convertiría eso en un campo de batalla. Con frecuencia, las personas aceptan un consejo de alguien que no sea su cónyuge. Por tanto, yo oraría porque el Señor ponga al cónyuge en contacto con alguien que él o ella respete –con una persona piadosa que esté manejando su dinero de acuerdo con el deseo del Señor. Lo mejor que usted puede hacer es orar”.

Scroll To Top