Home » Editorial » Palabra del Día: Extendiendo las bendiciones

Palabra del Día: Extendiendo las bendiciones

Por: Apóstol Iván García / Presencia

“Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen.” 1 Corintios 5:44

Todo lo que vamos recibiendo y aplicando a través de los principios reveladores del reino de Dios tiene el objetivo de extender las bendiciones y garantizarlas para las próximas generaciones.

Apóstoles Elvis Iván García y  Amarilys Ramos. (Foto/Suministrada)

Apóstoles Elvis Iván García y Amarilys Ramos. (Foto/Suministrada)

Sólo con el deseo y esperar alguna cosa no alcanza, tenemos que establecer con firmeza la Palabra de Dios en nuestra vida y canalizar esa bendición a través de esos principios, guiando a la generación presente a un nivel alto de bendición.

Usted tiene la gran oportunidad de cambiar su vida y el futuro de muchas personas con el poder que se manifiesta en su vida ¿Cómo? Sembrando la Palabra y realizando diariamente acciones positivas de fe. Eso irá modificando su vida, el ambiente y la generación que viene después de usted.

Vemos en la Biblia gente que se levantó para cambiar y revertir algo en bendición.  Había una situación entre Israel y los filisteos, se había levantado un gigante enemigo para burlarse, despreciar y maldecir al pueblo de Dios. Sin embargo alguien se tenía que levantar de parte del pueblo y de la familia de Dios y ese fue David. Parecía que no era la persona indicada, pero se levantó uniéndose a la voluntad de Dios y sintió el respaldo de la autoridad divina. Triunfó sobre el gigante, los enemigos y el pueblo de Dios se levantó a un nuevo nivel.

Siempre alguien se tendrá que levantar para que la bendición se extienda hacia la familia y hacia los que lo rodean. ¿Piensa que puede ser usted? A lo mejor tomó la modalidad de este mundo presente, nadie se habla con nadie. Pero usted tiene que saber que donde se para, se paró la bendición de Dios para que ser liberada alrededor de su vida.  La gente en su trabajo tiene la gran oportunidad de cambiar la maldición en bendición a través de su vida. Porque donde usted está, está Dios, el reino de Dios. Para la generación presente usted es muy importante y especial, porque tiene la oportunidad de cambiarle el destino a esa gente con la Palabra de Dios.  Tiene el poder y la autoridad en el nombre de Jesús y por la Palabra de Dios maldiciones se cortan.

Hablar mal o maldecir es hablar de imposibilidades cuando nuestro Dios no tiene límites y cuando el pacto nos garantiza todos los beneficios para nuestra vida y la redención cumplen todo el propósito planeado por Dios. Para su vida no hay escasez, para sus seres queridos se terminó la miseria.

Mucha gente en el mundo se han enredado con cosas de ocultismo y hechicería, sepa usted hoy que  toda esa cultura no tiene nada que ver con Dios ni las cosas de Dios. El temor lleva a esas cosas, Dios tiene todo poder y viene a revelarse manifestándose en la vida de sus hijos para que caminen en la verdad, en la libertad completa y manifiesten la gloria de Dios en la tierra.

Usted no necesita ninguna muleta ajena para caminar en el Reino de Dios, con Dios es más que suficiente. Tiene que levantarse para revertir y cambiar situaciones personales y familiares. Sea lo que fuera que haya pasado en su familia si se enredaron en alguna práctica de ocultismo, usted es un hijo de Dios y nada lo puede dañar ni afectar. Y sepa que si ese tipo de influencia estuvo en su familia no debe adaptarse a esas cosas, sino a la verdad de la Palabra de Dios. Usted no tiene por qué negar a su familia, pero no tiene porqué aceptar lo que le traen a través de eso que no pertenece a Dios ni a la Palabra. Tiene que pararse firme porque es usted la persona que va a revertir todo.

Oración: Padre, hoy me paro firme en tu Palabra porque sé que estoy en esta tierra para extender tus bendiciones y revertir toda maldición que pueda rodearme. Lo creo y actuaré siempre en esa dirección. En el nombre de Jesús, amén. Apóstol Iván García

Scroll To Top