Home » Editorial » Palabra del Día: Somos Adoptados

Palabra del Día: Somos Adoptados

Por: Pastora Marielys Santana
Fundadora CAF Hosanna

Muy seguido valoramos mucho a los que son capaces de adoptar un hijo. No importan los motivos para adoptar todos corren grandes riesgos y todos expresan  el mismo motivo: un amor incondicional.

(Foto/Suministrada)

(Foto/Suministrada)

Tendemos a sorprendernos cuando  alguien es adoptado y hasta los tratamos  con más respeto, atención y compasión. Nos alegramos por los que perdonan, aman y respetan tanto  a sus padres biológicos como adoptivos.

Repasemos estos dos pasajes en la escrituras. Hay unas  afirmaciones  bíblicas importantes.

Efesios 1:5 En amor nos predestinó para ser Adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad.

Romanos 8.15-16 -Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

¿Será que la adopción no es sólo un proceso terrenal sino también un asunto espiritual? Entonces “todos somos adoptados”

La palabra establece que nuestro padre nos ha adoptado como hijos suyos. Hemos recibido un espíritu (palabra) de adopción.

¡Sorpréndete! Debemos sorprendernos de esto y agradecer a Dios por tomar la decisión de adoptarnos como hijos suyos con su amor incondicional y comprometerse a través de la obra de la cruz por Jesucristo aun conociendo nuestras debilidades para llamarnos “sus hijos”.

Entonces: todos somos adoptados espiritualmente. Está de nuestra parte acercarnos a Dios y aceptarlo como nuestro padre. Así como los padres adoptivos esperan ser reconocidos y amados por sus hijos adoptivos también Dios espera que le respondamos.

Hay una diferencia entre el padre adoptivo terrenal y Dios como padre adoptivo celestial. El padre terrenal tiene derecho a incluir o excluir herencia, apellidos y aún la opción de devolver al que adoptó PERO nuestro Dios nos adoptó para siempre y además de eso nos regaló una vida abundante con una herencia eterna.

Cuando tengas  la oportunidad de compartir con alguien que te diga que fue adoptado dile que también tú. Aprovecha la oportunidad para revelarle la palabra de Cristo en su vida. Serás como un faro de luz para su vida.

 

Scroll To Top