Home » Editorial » Palabra del Día: Un buen destino

Palabra del Día: Un buen destino

Por: Apóstoles Iván García y Amarilys Ramos / Para Presencia

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”.

3 Juan 2

Las bendiciones de Dios siempre están condicionadas a su obediencia a la Palabra y Dios quiere que camine mucho más arriba y adelante confiando en él. Todo lo que usted administre con sabiduría en el Señor, hará que la vida suya se vuelva tan confiable que hará que Dios le añada más.

Apóstoles Elvis Iván García y  Amarilys Ramos. (Foto/Suministrada)

Apóstoles Elvis Iván García y Amarilys Ramos. (Foto/Suministrada)

Dios está en el trabajo de bendecir su economía sus finanzas, sus cosas materiales para que todo lo disfrute con el favor de Dios. Es el Señor que nos dice que todo nos da en abundancia para que lo disfrutemos, para poder ser instrumentos de Dios, para llevar adelante su obra en este tiempo.

Lo que hoy usted va aprendiendo de la Palabra es para que esa bendición que viene de Dios la administre bien, para que se multiplique y para que Dios le añada más. Si es sabio en aplicar la palabra de Dios, en creer y obedecer se va a dar cuenta que no hay forma que usted descienda de su prosperidad y de la prosperidad de Dios. En todas las áreas de la vida va a prosperar.

Administre bien las cosas del espíritu, del alma, del cuerpo, de la economía porque Dios le ha dado sabiduría para eso. Dios es su creador y le ha dejado en su Palabra todo lo que necesita para que las cosas funcionen bien en su vida.

Si usted sigue la dirección de la Palabra de Dios va a crecer en prosperidad sobrenatural, porque hay un tesoro escondido en la Palabra con principios divinos que son comprobados, que son seguros y que van a funcionar. Lo guían siempre hacia un buen destino.

Dios quiere que su vida camine cada vez en un nivel más alto de comprensión espiritual y de sabiduría para que pueda ir caminando seguro y bendecido. Porque Dios, como su Padre quiere que usted camine en prosperidad, que tenga buena salud así como prospera su alma. No sólo son deseos, sino que al tomar los principios de la Palabra y aplicarlos con fe y obediencia, lo va a ver manifestado.

Él hace que venga a su vida la bendición y que fluya en sus manos. Porque todo lo que el Señor va trayendo en palabra al corazón es para que se manifieste en todas las áreas de su vida. No es que nosotros hablamos de esto como un tema más sino que es nuestro estilo de vida para que vayamos reinando en esta tierra alcanzando la posición de gobierno y dominio.

Es muy importante que usted sea un buen administrador y que todo lo que el Señor le dé, usted lo multiplique. Tiene que ser un buen administrador y caminar hacia su buen destino.

A medida que va recibiendo la Palabra como un buen administrador aprenda a conectarse con fe y obediencia y aprenda a conectar la obediencia a la fe también. Hay muchas personas que dicen: la Biblia dice esto o aquello y voy a obedecer porque lo dice la Palabra. Pero usted tiene que saber que eso que va a obedecer tiene que acompañarlo con fe. Para que la fe que aplica a la Palabra haga su obra y usted pueda ver que lo que Dios prometió para aquel que practica lo que él enseña. Toda promesa que viene como recompensa para aquel que camina a la luz de la Palabra revelando el propósito de Dios en la tierra se va a cumplir. No hay ninguna promesa que no se vaya a cumplir.

Desarróllese como un administrador responsable. Actúe con fe, confianza y seguridad de que su destino glorioso está asegurado si camina de acuerdo a los principios de Dios.

 Oración: Padre, hoy mis pasos están alineados a tu camino de gloria. Creo a tu Palabra y la pondré por obra para ver resultados desbordantes. Sé que tengo un destino glorioso y sé que lo alcanzaré, en el nombre de Jesús, amén. 

Scroll To Top