Home » A tu salud » Para felices días, felices sueños

Para felices días, felices sueños

(Foto/Archivo)

¿Cómo quieres que sea tu día? Al contestar esta pregunta, cada persona de seguro tiene sus propios planes: trabajo, estudio, vacaciones, estar en casa. Lo que todos tenemos en común es querer que el día sea provechoso en lo que escojamos o debamos hacer. Debes saber entonces, que en gran medida un día exitoso viene de una noche de descanso adecuado.

(Foto/Suministrada)

(Foto/Suministrada)

Tan importante es el sueño que la persona promedio pasa una tercera parte de su vida durmiendo. ¡Esto no es perder el tiempo! De hecho, tu cuerpo necesita dormir para poder funcionar bien. Se dice que el sueño es restaurador porque repara y reafirma lo que el cerebro procesó durante el día. Además, ayuda a mejorar el metabolismo, lo que es beneficioso en el control del peso. Dormir bien beneficia tu sistema inmunológico y tu sistema cardiovascular. Por supuesto recuperas energías, y hasta tu humor es mejor cuando duermes bien.

Dormir bien beneficia tu sistema inmunológico y tu sistema cardiovascular”.

Por el contrario, ¿qué sucede cuando hay dificultades para dormir? Si has pasado por esa situación sabes que no dormir bien te hace arrastrar el cansancio, el mal humor y por consiguiente tu día se afecta. Peor es cuando la persona enfrenta problemas para dormir por un tiempo prolongado, pues esto puede ocasionar obesidad, depresión, problemas cardíacos y diabetes, entre otros.

(Foto/Archivo)

(Foto/Archivo)

Para tratar de combatir estos efectos, hay quienes utilizan medicamentos de los que se consiguen sin receta médica. Otro porciento más pequeño recurre al alcohol. El peligro con la práctica de automedicarse, es que al no haber la recomendación de un médico, se podría caer en el abuso del medicamento. Tarde o temprano los resultados podrían empeorar los problemas para dormir e incluso complicar condiciones existentes.

Además, los medicamentos para dormir pueden causar comportamientos extraños, como lanzarte a guiar un vehículo, hacer llamadas o comer, mientras estás dormido. En las personas de mayor edad particularmente, puede aumentar el riesgo de caídas y la pérdida de la memoria.

Ahora bien, ten en cuenta que los medicamentos no son la única opción para lidiar con problemas de sueño. Los medicamentos son una ayuda adicional que puede necesitarse en algunos casos, pero el manejo para resolver el problema no está en el medicamento, sino en los hábitos que puedes comenzar a tener para ayudar a tu cuerpo y a tu mente a dormir bien.

Medicare y Mucho Más (MMM) y PMC Medicare Choice (PMC) ofrece las siguientes recomendaciones para ayudarte a mejorar tus procesos del sueño sin medicamentos:

  • Vete a la cama solo cuando tengas sueño.
  • Levántate todos los días a la misma hora, incluidos los fines de semana. Esto te ayudará a crear el hábito.
  • Evita las siestas durante el día.
  • Evita quedarte en la cama más tiempo del necesario.
  • Reduce o evita el consumo de alcohol, cafeína, medicamentos para dormir.
  • Evita comidas abundantes antes de acostarte.
  • Mantén condiciones adecuadas para dormir (temperatura, ruidos, luz…)
  • Evita actividades estresantes un par de horas antes de acostarte.
  • Haz ejercicio moderado al final de la tarde.
  • Practica relajarte antes de acostarte (medita, lee, ora…)
  • Toma baños de agua tibia; esto tiene un efecto relajante.

Si estás durmiendo mal por un mes o más y además te da mucho sueño durante el día y esto interfiere con tus actividades normales, debes visitar a tu médico para que te evalúe e identifique qué tratamiento es más efectivo para ti.

Scroll To Top