Home » Regionales » Peccas Helado Artesanal: Un pecado irresistible en Río Grande

Peccas Helado Artesanal: Un pecado irresistible en Río Grande

Angela Lugo y Leylamarie Nieves. (Fotos/ Peccas Helado Artesanal Facebook )

Redacción Presencia
redaccion@presenciapr.com

RÍO GRANDE –  Dos mujeres unidas, jamás serán vencidas; ni por el huracán María. Esa es la historia que dio vida a Peccas Helado Artesanal, un nuevo concepto de ventas de mantecados y helados dirigido por dos mujeres emprendedoras: Angela Lugo y Leylamarie Nieves. Ambas se conocieron mientras cada una dirigía su propio negocio. Angela vendía helados artesanales en un carretón por municipios del área noreste y Leylamarie realizaba crepas artesanales para actividades privadas.

Galería:

 

En septiembre de 2017 llega el huracán María y las dos se quedan sin trabajo. La falta de servicio de energía eléctrica, la poca comunicación y la cancelación de actividades y eventos ocasionó que estas se quedaran sin ingresos. Sin embargo, con mucho esmero y empeño, desde mayo pasado abrió sus puertas Peccas Helado Artesanal en el poblado Palmer, en Río Grande.

En Peccas Helado Artesanal todo se confecciona en el lugar.”

“Creamos Peccas, algo totalmente nuevo. Obviamente es la fusión entre crepas y helados, pero decidimos que la imagen del negocio fuera más helados, ya que ese producto atrae más al cliente y podemos hacer diferentes cosas con el mismo. De ahí sale ‘Nice’ y ‘Naughty’ (nombres de los helados), que el primero es el helado regular con las frutas y el ‘Naughty’ son mezclas que hacemos con alcohol”, explicó Nieves.

En Peccas Helado Artesanal todo se confecciona en el lugar, incluyendo las crepas. La empresaria resaltó que todo el que visite la heladería disfrutará de sabores diferentes y únicos que no podrán encontrar en otro lugar.

“No es una heladería donde vas a encontrar lo mismo de siempre como pistacho y las variedades de chocolate. Aquí (en Peccas) vas a encontrar un helado de coco whiskey, strawberry vodka lemonade,popcorn m&m, entre otros”, manifestó Leylamarie.

El hecho de que la heladería se encuentre en el poblado Palmer ha causado un efecto positivo en las ventas del negocio, pues esta es la entrada al Bosque Nacional El Yunque. Aunque muchas áreas recreativas del bosque lluvioso todavía permanecen clausuradas, los turistas que llegan a la isla buscan visitar El Yunque y tienen que pasar por Palmer, por lo que la parada a Peccas Helado Artesanal es casi obligatoria.

“Pudimos encontrar un espacio grande y a buen precio. Nos encanta estar en un área turística que es muy apropiada tanto para recibir a extranjeros como al que vive aquí (en Puerto Rico). Hemos recibido muchos turistas, aunque la mayoría de nuestra clientela es local, hay unos días que podemos recibir más de 20 familias de turistas”, puntualizó Nieves.

Peccas Helado Artesanal está abierto de martes a domingo desde las 11:00 a.m. Martes a jueves cierra a las 6:30 p.m.; viernes y sábado a las 8:00 p.m.; y domingos hasta las 7:00 p.m.

¿Por qué se llama Peccas?

“Quisimos ser diferentes y en vez de ponerla con una c’’ pues quisimos poner dos por escribirlo distinto. Pero en realidad ‘Peccas’ viene de buscar una característica que nos uniera a ambas. Tenemos pecas en nuestros rostros y decidimos ponerlo. La doble c (cc) es para que literalmente la gente no piense en las pecas de la cara, pues también la asociamos a la palabra pecado, de pecar por comerse un helado”.

Más información en Facebook e Instagram: Peccas Helado Artesanal.

Scroll To Top