Home » Dólares y Centavos » ¿Por qué debes realizar un presupuesto para ahorrar?

¿Por qué debes realizar un presupuesto para ahorrar?

Edith Gómez
gananci.com

Llevar un control de los gastos es necesario en la vida de cualquier persona, más aún cuando quieres ahorrar y no asfixiarte con las deudas. Si quieres aprender a hacerlo, aquí puedes ver consejos sobre cómo ahorrar.

Un presupuesto te ayudará a facilitar el control y la comparación de los gastos que realizas con tus ganancias. Puedes calcularlo cada mes a fin de saber cuánto dinero necesitarás para cubrir todos tus gastos y algunos extras.

En éste articulo conocerás la importancia y los beneficios de realizar un presupuesto y además, cómo hacerlo. ¡Sigue leyendo!

  1. Te permite saber cuánto ganas al mes

Tu salario o ingresos mensuales son la base para realizar un presupuesto.

De acuerdo a lo que ganes tu trabajo, podrás establecer prioridades y saber en qué gastar el dinero de forma eficiente, para evitar endeudarte.

Además de evitar endeudarte, podrás saber si las actividades que te generan ingresos mensualmente son suficientes o si necesitas emprender un nuevo negocio que te proporcione más dinero.

Si te inclinas por la segunda opción, puedes ver más sobre cómo iniciar un negocio propio en Gananci.

  1. Te permite establecer prioridades

Ahora que sabes el dinero real que obtienes cada mes, es hora de establecer prioridades, para no despilfarrar en cosas innecesarias.

Deberás tomar en cuentas aspectos tales como:

-El alquiler de tu casa y el seguro correspondiente

-La mensualidad de tu coche y su seguro

-Gastos de teléfono

-Gastos del hogar: agua, electricidad, gas, impuestos, aseo

-Gastos para abastecer tu despensa (comida)

Por otra parte, si sueles gastar mensualmente en viajes, en salidas con tus amigos o en ropa, debes aprender a controlarlo y ahorrar.

Un error que no debes cometer es el hecho de ahorrar únicamente lo que sobra después de haber cubierto todos tus gastos, haz lo contrario. Primero guarda algo para ti, no importa lo poco que sea.

Al principio quizás sientas que no es suficiente, pero si eres persistente verás que de un poco en un poco, conseguirás mucho.

  1. Conoce que gastos puedes reducir

Si has llegado hasta aquí, es porque ya sabes cuánto dinero generas mensualmente y cuáles son los gastos que debes cubrir (los estrictamente necesarios y los extras).

Ahora bien, si aún así consideras que tus gastos son mayores que los ingresos que obtienes, deberás hacer ciertos recortes.

Por ejemplo: si al irte de tu casa, dejabas todos los artefactos eléctricos conectados, desconéctalos. Si dejabas los aires acondicionados encendidos toda la noche, apágalos y enciéndelos solo cuando sea realmente necesario.

Si tienes la posibilidad de compartir el alquiler con alguien de confianza, te ahorrarías la mitad de lo que gastas en agua y otros servicios del hogar.

  1. Define cómo vas a ahorrar tu dinero

Existen diversas maneras que puedes poner en práctica y que a su vez, te ayudarán a motivarte a seguir haciéndolo cada mes.

Te recomendamos que:

– Tengas un registro donde apuntes todo lo que gastas

– Elimines los gastos que no sean verdaderamente necesarios

 -Utilices tus tarjetas de crédito (para cosas realmente importantes)

-Intenta no pedir préstamos bancarios, terminarás pagando mucho más por las comisiones e impuestos.

Si quieres ser un poco más creativo, utiliza sobres para cada uno de tus gastos extras. Incluye las salidas con tus amigos, la gasolina, ropa que deseas y el más importante: el sobre de ahorros.

De ésta manera, a medida que vayas obteniendo el dinero lo irás depositando en cada uno de los sobres.

Si por ejemplo, destinaste $40 al sobre de ropa y no lo utilizaste, deposítalo en el sobre de ahorros. Al final de mes verás la gran diferencia que has generado.

No tengas miedo a equivocarte

Por ser nuevo en esto de realizar un presupuesto y querer ahorrar, es posible que cometas errores.

Uno de los principales errores es hacer un presupuesto y hacer caso omiso de éste, como si no existiera. Date la oportunidad de probarlo.

Otro de los errores más comunes es ser inflexible, es decir que si debes hacer ciertas modificaciones, pues hazlas. Quizás seas tan duro contigo mismo que no puedas mantenerte por mucho tiempo.

Nadie está exento de cometer errores, lo importante es tener presente que pueden surgir imprevistos y que debes saber cómo solucionarlos.

El error más grande que puedes cometer, es no hacer un presupuesto para ahorrar. ¡Inténtalo y verás que tú también puedes lograrlo!

Scroll To Top