Home » Noticias » Presentan proyecto para crear pista de aceleración en Carolina

Presentan proyecto para crear pista de aceleración en Carolina

Héctor J. Álvarez Colón
hector.presencia@gmail.com

CAROLINA – Ya han pasado más de seis años desde que se clausuró la pista de Carolina conocida como el ‘Carolina Speedway Park’.

Para muchos el cierre de esa pista tuvo un efecto negativo no solo en los fanáticos de ese deporte, sino en toda la industria automotriz.

En resumen:

  • (Foto/Suministrada)

    (Foto/Suministrada)

    2006 – El municipio de Carolina adquiere 133 cuerdas de terreno para desarrollar un campo de golf y se suscribe un contrato de arrendamiento por dos años entre el operador del Carolina Speedway park y el municipio.

  • 2009 – El municipio se vio forzado a resolver el contrato con el operador, porque no cumplió con el pago del canon de arrendamiento y acumuló deudas que excedían los $132,000 y no renovó las pólizas de responsabilidad pública poniendo al municipio a riesgo de ser demandado.
  • 2012 – Se creó una Resolución para ordenar una investigación sobre la clausura de la otrora pista de carreras automovilísticas conocida como ‘Carolina Speedway Park’, que culminó con la celebración de una vista ocular en donde ubicaba la pista.
  • 2016 – Luis Del Valle, presidente de Race Group y aspirante a la legislatura municipal de Carolina por el Partido Nuevo Progresista, presenta el proyecto Parque de Aceleración Metro, con el fin de reconstruir una pista de carreras de autos en el área metropolitana.

Luis Del Valle, presidente de la organización Race Group, trabajó parte de su vida en la pista de Carolina como inspector de autos. Este se ha mantenido en la lucha por reconstruir la pista desde que el municipio de Carolina cerró la misma en el 2009.

Para Del Valle, el cierre de la pista no solo representó una baja considerable en la economía de Carolina y pueblos limítrofes, sino que trajo consigo un aumento en las carreras clandestinas en la zona metropolitana del país.

Por ello, luego de realizar reuniones e infructuosos intentos porque se logre reconstruir la pista, Del Valle creó un proyecto económico que busca construir el Parque de Aceleración Metro. Su propósito principal es obtener el endoso del municipio de Carolina o de un municipio en el área metropolitana para habilitar terrenos no utilizados y reconstruir nuevamente la pista de aceleración, bajo inversión privada.

“Además de Carolina, fui a Dorado, Toa Baja, Las Piedras, y hasta Fajardo donde me reuní con el alcalde Aníbal Meléndez, porque hay terrenos para construir.  Al igual en Canóvanas (después de San Isidro) que hay terrenos baldíos y que el gobierno puede utilizar para hacer que la economía suba, se creen empleos y se amplíe el turismo”, destacó Del Valle.

En su proyecto contempla la creación de una pista de aceleración en tres fases: Drag, Driff y Circuito, promoviendo la energía solar. Asimismo, busca crear un programa para educar a niños y jóvenes en las escuelas públicas sobre la seguridad y carreras clandestinas en conjunto con la Policía.

El municipio aclara cierre de pista

En una carta firmada por el alcalde de Carolina, Jose C. Aponte Dalmau, el 30 de agosto de 2012, el municipio aclaró que el cierre de la pista de aceleración no ocurrió de forma inesperada, ni irregular.

La carta desglosa que, en febrero de 2006, el municipio adquirió cinco fincas colindantes con un total de 133 cuerdas de terreno en los barrios Hoyo Mulas y Trujillo Bajo, para desarrollar un campo de golf y otras instalaciones relacionadas a su operación.

En una de las fincas, los dueños originales habían construido una pista de aceleración y tenían un contrato de arrendamiento para operar la misma. No obstante, en marzo de 2006 se suscribió un contrato de arrendamiento entre el operador de las instalaciones y el municipio por un periodo de dos años. Este contrato venció en el 2008.

A partir de esa fecha, el municipio renegoció con el operador de la pista un contrato, mes por mes. Mientras, se estaba considerando donde construirse otra pista, ya fuere por el municipio, mediante acuerdo con el operador, o por un tercero interesado.

Sin embargo, la Autoridad de Tierras no aprobó los lugares propuestos por el municipio de Carolina para construir la pista de aceleración, debido a que los terrenos estaban destinados al desarrollo de ganadería y otros usos agrícolas.

Ante esta situación el municipio se vio forzado a resolver el contrato con el operador porque entre otras cosas: el operador de la pista no cumplió con el pago del canon de arrendamiento y acumuló deudas que excedían los $132,000; el ruido afectaba a los residentes cercanos a la pista; hubo señalamientos de transacciones de drogas en el lugar y constantes quejas contra la administración de la pista.

Scroll To Top